Un reto

Un reto: Al menos una vez al día, conscientemente, entreguémonos a la nada.

Confieso que soy la responsable de no parar. Confieso que las escasas veces que lo consigo me siento como con una camisa de fuerza, conscientemente quieta, insistiendo en no hacer nada por unos minutos. Cuesta la tira!!

¿Alguien pone en duda el ritmo frenético en el que vivimos inmersos? El trabajo, las tareas, la familia, los amigos, la nevera, cientos de libros listados pendientes de leer; la sensación de no estar a la última en las noticias; una veintena de pelis que aún deseamos ver; millones páginas webs esperando a aportarnos sus datos; otro tanto de videos disponibles en YouTube; dejar el móvil en casa para salir a correr es todo un reto de “dejación”; hiperconectividad; sobre-estimulación…

Vivimos continuamente bombardeados de “Hay que” activos: hay que producir más en menor tiempo; hay que estar ahí en el instante preciso en que se produce la oportunidad; hay que absorber la mayor cantidad de información posible y, además, hay que saberla retener y transmitir con excelencia; hay que estar disponible para viajar; hay que estar siempre al día y en constante proceso de estudio; hay que extralimitar nuestras fuerzas aun a costa de restar horas a nuestro tiempo de sueño necesario – siempre escaso -; hay que vivir mucho y muchas cosas aunque no necesariamente bien o positivas; hay que cuidar la salud; hay que hacer deporte; hay que mejorar nuestro interior, hay que, hay que…

Los estudios demuestran que cada vez que exploramos algo, nuestro cerebro se compensa con una buena dosis de dopamina que nos proporciona energía y concentración. Una especie de satisfacción que nos lleva a explorar más y más. A esta tendencia se le viene a llamar “inercia neuro-exploradora”. Sin embargo, también está demostrado que dicha tendencia sostenida, nos conduce al colapso, o dicho en otro término para todos conocido: estrés.

Es vital (Es otra forma de decir “hay que” sin decirlo) proporcionar a nuestro cerebro momentos de relajación total, de silencio, sin ningún objetivo en particular, apartarlo del vertiginoso intercambio de información y colocarlo en un estado de no-hacer.

Eso que conseguimos en vacaciones, porque conscientemente nos mentalizamos a ir más despacio, a tomar una siesta como un lujo sólo vacacional; a remolonear un domingo antes de levantarnos, quizás no sea tan fácil en el ritmo habitual. Sin embargo, podemos ser conscientes de nuestros ratitos de no-hacer simplemente identificando momentos en los que “podríamos aprovechar para hacer algo” y decidiendo no hacerlo. Se acerca a algunas técnicas meditativas, la mera expectación mientras vamos en el autobús, o esperamos en una cola en el banco, o mientras caminamos hacia el trabajo puede proporcionarnos el momento de decidir respirar y observar pasivamente sin intervenir.

Este reto, con estos sencillos propósitos, nos permitirán “despistar” a nuestro cerebro de la dinámica a la que le sometemos y diluir la posibilidad de colapso neuronal a la que nos conduce estar siempre ansiosamente activos. Esto que comúnmente le llamamos estrés forma parte de nuestra responsabilidad al dejarnos llevar sin dedicar momentos al día a, sencillamente, parar, no hacer, observar, limpiar esa energía sobresaturada.

Sólo nos exige dos cosas:

1) Identificar momentos que van a transcurrir igual con o sin nuestra acción o intervención

2) Inhalar y exhalar.

www.fun4shoppers.es

Anuncios

4 pensamientos en “Un reto

  1. JulioRetto

    Es posible hacerlo? Si es posible hay que hacerlo. Vosotros que sois expertos en “hay que”, cosa que los demás agradecemos, deberiais ser los primeros en disfrutar y hacer honor a vuestro lema #fun4!!
    Como amigos os decimos: Relajaos y aplicar la receta!!
    Muchos besos y ganas de cumplir el Retto; uy perdón me equivoque poniendo tt. Será la costumbre!!
    Muchos besos!!

    Me gusta

    Responder
  2. fun4shoppers Autor de la entrada

    Es posible hacerlo Julio. Es complicado, porque conlleva proponérselo seriamente y cuesta la tira, sin embargo posible lo es todo 😀
    ¿En serio damos la sensación de ser “expertos en Hay que”? Horror!!! Al contrario, detestamos esa expresión no sabes cuanto!!! Somos más defensores, eso sí, de compartir aquello que interiorizamos y nos llega más como “quizás sería conveniente intentar”, porque creemos que no existen verdades absolutas aplicables a todos.
    Agradecerte la recomendación de “aterriza!!” para aplicarnos la receta de parar a percibir cuanto sucede sin intervenir activamente, al menos algunas veces al día, lo intentamos en serio… Sin embargo parece que “nos va mucho la marcha”, somos fun4 😉
    Nos encanta tu “no-confusión”. Tu #Retto siempre será nuestro reto.
    Fuerte abrazo amigo!!

    Me gusta

    Responder
  3. JulioRetto

    Creo que me he explicado mal. El sentido de mí “hay que”, no se refiere a dar ordenes, sino a vuestra siempre grata y agradable costumbre de colaborar en “todo” y estar siempre dispuestos a ayudar a todos. Lamento si me explique mal, aparte no soy yo quien deba decir a los demás como deben hacer las cosas.
    Sinceramente creo que no deberiais cambiar, pues así es como os hemos conocido y así es como os queremos; era solamente un consejo sobre el tema que tratabais.
    En Arévalo, esta familia os quiere tal y como sois!!
    #BesosyAbrazos #RettoFamily

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s