Una generación perdida

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía. El #fun4Break llega puntual a su cita. El de hoy es quizá algo menos positivo. Menos motivador, si quieres, pero duro y real. Seguramente no sea muy inteligente escribir esto en la segunda línea de un post que, supuestamente, está destinado a que lo lea la gente, pero ya en su día, cuando comenzamos esta aventura, dijimos que sería un cajón de sastre en el que habría de todo.

La situación económica que estamos viviendo es más que evidente que es mala. Empresas que cierran, retraimiento del consumo, miedo, crecimiento negativo son síntomas y a la vez consecuencias de esta crisis que nos está tocando vivir.

Pero, consideraciones macroeconómicas al margen, qué diferencia esta crisis de otras anteriores que ya hemos pasado y superado?. Desde mi humilde (y particular) opinión y aunque nos duela oírlo la diferencia estriba en la gente, en la capacidad de esfuerzo, en la capacidad de sacrificio y en la falta de compromiso de una parte vital de nuestra sociedad.

En crisis anteriores, que tanto la del 73 como la del 93 han sido, si no más, al menos tan profundas como la actual, tuvimos la suerte de tener al frente de la sociedad a una generación incansable al trabajo, comprometida, sacrificada, que lo daban todo por salir adelante. La generación que nos precede, nuestros padres y madres, nos sacaron de ellas como sólo ellos sabían hacer: trabajando y sacrificándose. Sin dudar. Sin plantearse nada más. Solo hincaron la rodilla y arrimaron el hombro. (La foto, evidentemente, no es de esas crisis sino de la del 29, pero refleja igualmente la capacidad de trabajo y sacrificio de quienes la vivieron).

La situación hoy en día es bien distinta. Ese mismo segmento de la sociedad que representaban nuestros progenitores no es, ni de lejos, como eran ellos. No tienen ni su espíritu de lucha ni su capacidad de trabajo ni, por supuesto, su compromiso moral y social de sacar esto adelante. Es una generación acomodada, acostumbrada a que se lo den todo hecho, al dinero fácil y a las extravagancias que ven en su adorada televisión. Y ello hace que estén rechazándose ofertas de trabajo muy viables y prometedoras porque se está mucho mejor en casa, cobrando un subsidio, viviendo de sus padres e imitando todo lo malo que la telebasura ofrece. Son la Generación Gran Hermano la que está haciendo que este país no salga adelante como debería. Una generación perdida.

Al menos hay algo esperanzador: nuestros hijos, que vienen pisando fuerte, infinitamente más preparados y con ganas de trabajar, con una visión realista de la sociedad y adaptados completamente a este nuevo modelo de sociedad hiperconectada, les barrerán del mapa de un plumazo y conseguirán que, aún teniendo que mantener a una generación entera de ni-nis, volvamos a ser un país de referencia.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

 painters-on-the-cables-of-the-brooklyn-bridge-1914

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s