Duros a cuatro pesetas

Oportunistas los ha habido siempre. Gente que se arrima al sol que más calienta y que pretende, sin pegar un palo al agua, tener éxito y ganarse la vida viviendo del aire y del cuento. Además los que hay, para nuestra desgracia, se encargan de publicitar sus logros en todos los medios y consiguen, no solo seguir viviendo del cuento, sino que haya una ingente manada de corderos que les sigan a ojos cerrados y les pretenden imitar.

El hecho de pretender ganarse la vida sin hacer nada no sé, realmente, a quién le puede resultar atractivo. Además de convertirse rápidamente en un aburrimiento, el dinero ganado fácilmente, del mismo modo se irá, al no haberse conseguido con esfuerzo, tesón y careciendo completamente del valor añadido que le aporta el haberlo conseguido gracias a un trabajo y esfuerzo propio, dándole el valor que realmente tiene.

Una búsqueda rápida en internet y tienes, por poner un ejemplo, miles y miles de páginas que aseguran que puedes ganar dinero desde casa sin hacer nada más que unos clics diarios en banners publicitarios. El problema es que la gente se lo cree a ciencia cierta y proliferan los blogs y páginas personales dedicadas a glosarnos sobre las maravillas de ese “trabajo?” y lo fácil que resulta. Siempre y cuando, obviamente, hagas las cosas a través de ellos y sean ellos tus referralls.

Evidentemente es un sistema más que muerto y acabado, pero que parece evidente que sigue teniendo adeptos. Posiblemente porque hay una buena parte de la sociedad, al menos una generación completa (a la que yo llamo generación Gran Hermano), que se cree a pies juntillas que se puede vivir sin trabajar, que imitando modelos esperpénticos que ven en la caja tonta pueden ser algo en la vida y que prefieren figurar y vender su intimidad y su esencia en vez de formarse y trabajar.

Nadie da duros a cuatro pesetas ( o euros a cambio de céntimos ) y tener un futuro y una manera digna de ganarse la vida solo pasa por trabajar, trabajar y trabajar. Esforzarse al máximo, sacrificarse y poner toda la carne en el asador en nuestro proyecto, convirtiendo sábados en martes, desdoblando el reloj y enfocando todos los minutos del día en tu idea, en tu trabajo, en tu proyecto.

El mayor problema es que el ser humano es imitador por naturaleza. Aprendemos imitando. Imitamos a quienes tienen éxito para parecernos a ellos y para intentar obtener sus mismos resultados. Y hoy en día, vivimos rodeados de tal cantidad de corruptos, chorizos y cuentistas que, realmente, cuesta encontrar un modelo a quien imitar.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break de arranque de semana. Una semana fantástica en la que se culminarán muchos de tus proyectos. Seguro!! Solo tienes que trabajar y dedicarles!. Feliz semana!

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

Esfuerzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s