Selección de personal

No quiero ser catastrofista ni mucho menos. Sabéis que es lo opuesto al espíritu fun4Shoppers en el que siempre vemos la botella medio llena y buscamos la positividad en todo lo que hacemos.

Pero tampoco conviene confundir pesimismo con realismo. Hacernos según qué reflexiones de vez en cuando posiblemente nos ayude a valorar correctamente donde estamos y a implementar, en caso necesario, los cambios pertinentes para provocar los cambios que nos permitan avanzar.

Somos un país lleno de talento y de talentos. Grandes proyectos se construyen cada día gracias a las ideas, el empuje y la determinación de emprendedores que, cargando en su espalda miedos, problemas y preocupaciones, pelean por sacar adelante su sueño.

Eso es indudable. Lo que no queda tan claro es el origen de ese emprendimiento. Cuál es la motivación para dar ese paso y lanzarse a la piscina en un entorno tan complicado como el que nos está tocando vivir.

En muchos casos, ese espíritu emprendedor es innato y va grabado a fuego en los genes. Son los emprendedores puros, los que no se conforman con lo establecido y constantemente buscan nuevas soluciones, innovan, crean, proponen soluciones, se caen y vuelven a levantarse.

Me temo que no es la generalidad, en cualquier caso. En un país es que no se valora el talento, en que se prefiere dar puestos de trabajo a conocidos sin preparación que a gente verdaderamente válida, en el que se descartan candidaturas de trabajo sin siquiera leer un curriculum o se rechaza a candidatos por “exceso de curriculum” sin valorar lo que esa persona puede aportar a la organización con sus conocimientos y experiencia, en la mayoría de los casos la emprendiduría no es más que una solución forzada.

La selección de personal es uno de las labores más difíciles y complicadas a las que te puedes enfrentar, eso es obvio. Descubrir en una sola entrevista o en la lectura de un resúmen de conocimientos y habilidades si una persona es válida para tu organización es prácticamente imposible, pero muchas cosas deberían cambiar en el mercado laboral para dinamizarlo de manera sostenida. Y el primer paso debería ser en los procesos de selección, mucho más profesionalizados y sin influencias externas (ni internas) para poder valorar a los candidatos con objetividad y que no se sigan desaprovechando talentos, que los hay y muchos.

Mientras sigamos inmersos en la cultura de la “llamada al amigo” y del “enchufismo” no seremos capaces de progresar y avanzar.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía del miércoles y este ha sido nuestro #fun4Break de hoy con el deseo de que muchas cosas cambien para que podamos crecer y desarrollarnos.

#fun4DJ #fun4Break http://www.fun4shoppers.es

frankie

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s