Cómo de grande debería ser internet?

En internet hay mucha información, sí. Muchísima. Demasiada, tal vez. Pero, en cualquier caso, menos de lo que parece” Anónimo

Bueno, vale, la frase anterior no es anónima. Es mía, lo reconozco. Y pasaré a razonar su origen y qué consecuencias debería de tener en nuestra manera de comportarnos en las redes.

Decir que en internet está todo o que si no está en internet no existe probablemente pueda parecer una exageración, pero realmente se acerca bastante a la realidad. Es, evidentemente, el medio en el que se divulga todo lo que sucede, ya sean noticias, avances, descubrimientos, presentaciones. Todo se lanza ahí y todo se comparte por ese medio.

Pero mi afirmación anterior se basa en la reiteración. La red se está volviendo, de un tiempo a esta parte, en eminentemente reiterativa y repetitiva.

Es lógico que así sea, por una parte, pues la esencia de la red es la colaboración e interacción entre sus usuarios de cara a compartir información. Pero últimamente se está produciendo una sobre saturación de información. No hay noticia que no se comparta y se rebote sistemáticamente. Frases ingeniosas repetidas una y mil veces. Imágenes motivacionales que ves una y otra vez en distintos canales. Artículos que se fusilan sin miramiento y se vuelven a lanzar.

Pero si elimináramos de la red el contenido repetido y reiterativo, las imágenes duplicadas, los artículos copiados, las frases plagiadas y todo el contenido que no aporta nada nuevo al original, nos quedaríamos con una red que tendría unas dimensiones ínfimas. Nada que ver con el gigante en que se ha convertido hoy día.

Y ese es el error en el que no debemos caer. Compartir es la base de la red, sí. Pero si no aportamos nada nuevo a nuestros clientes, de manera que podamos diferenciarnos de los demás, no estarán encontrando en nosotros nada atractivo, nada que le llame la atención, nada que merezca dedicarnos el poco tiempo que tiene y nos dejará por otras opciones que sí le den ese plus que está buscando.

La clave está en el contenido de valor que aportemos. En no convertirnos en meros retuiteadores, en no ser los reyes del copia-pega y, por descontado, en no apropiarnos de contenido que no es nuestro y publicarlo como si lo fuera.

Eso puede estar bien para un rato y te puede proporcionar una “gloria” efímera. Pero es un comportamiento muy cansino de cara a quien lo recibe que, en nada, dejará de hacerlo si perseveras en él.

Nuestros clientes, nuestros seguidores buscan nuestra esencia. Eso que solo nosotros podemos ofrecerles. Buscan distinción frente al resto. Y eso es lo que debemos darles. Ser auténticos. Ser nosotros mismos. Sin imitar a nadie.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break. Auténtico, por supuesto, como siempre. “Marca de la casa” 😉

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

 the-internet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s