Por los buenos Community Manager

Arrancamos una nueva semana del mes de Marzo casi recién estrenado y el tiempo, en lo meteorológico, con visos de cambio y regalándonos ya los primeros rayos de sol que tanto echábamos en falta.

En el sector del Social Media, como en la mayoría de sectores novedosos a los que todo el mundo parece querer subirse en marcha, hay gente buena, profesional y con conocimiento de lo que hace, y gente que, aprovechando el tirón, trata de sacar ímprobos beneficios a costa de dejar el buen nombre de las Redes Sociales por los suelos.

Al ser un sector nuevo en el que no hay una experiencia real que aportar debido a su novedad (apenas 3-4 años, como máximo y en el mejor de los casos, no dan para asegurar que nadie es experto en nada, por más que se pregone a los cuatro vientos) se dan las condiciones ideales para que se convierta en caldo de cultivo donde los oportunistas tratan de sacar beneficio.

Nadie nace sabido, eso es evidente, y todos estamos evolucionando a la vez que las redes sociales. Puede haber quienes las hayan incorporado a su día a día y a su trabajo antes o después, pero lo que es claro es que es un sector novedoso en el que las interacciones y la forma de trabajar aún están asentándose y evolucionan constantemente.

Partiendo de esa base parece que cualquiera puede convertirlo en su profesión. Y en el fondo es cierto. Al no existir una formación reglada como tal para dedicarse a ello no puede exigirse como premisa y eso permite que cualquiera pueda asegurar ser un “Experto en Social Media” y ofrecer sus servicios. Y esto es así, evidentemente.

Otra cosa es que, del trabajo diario y los resultados, se demuestre que la maestría que se dice tener no es más que una etiqueta autoimpuesta para darse bombo y defender unas tarifas de todo punto excesivas.

Porque el trabajo de Community Manager es un trabajo difícil y complicado. Lleva mucho tiempo, mucha dedicación y una labor ardua de investigación, comprobación, estudio y análisis de la actualidad, el entorno y la competencia de la empresa para la que se realiza. Y, además, ha de saberse comunicar la información del modo correcto, saber gestionar una crisis de reputación de la manera adecuada, lograr posicionamiento de la web y las entradas en redes y generar ese engagement que convierta a los seguidores en fans de la marca que estamos representando.

Si el Community sabe hacer todo eso y lo demuestra con su día a día, es perfectamente defendible que sus tarifas sean elevadas. Es un profesional y la empresa que lo contrate obtendrá una rentabilidad inmensa a esa inversión.

Pero si no se sabe de lo que se habla y se pretende cobrar lo mismo que los profesionales por cuatro entradas mal escritas y no atender las redes de la manera correcta, al margen de ser una estafa para quien contrata, el resultado obtenido no será más que el descrédito de la profesión y que se considere al Community como un gasto prescindible.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía del lunes. Comenzamos semana reivindicando un buen trabajo en Redes Sociales. Porque dejarlas en manos inexpertas puede ser el primer paso para hundir tu reputación y la de tu empresa.

#fun4DJ #fun4Break http://www.fun4shoppers.es

 community-manager--478x270

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s