La multitarea, las distracciones y la productividad

Hoy es martes. Obviamente todos sabemos en qué día vivimos, pero quizás lo que no sepamos es que los martes son uno de los dos mejores días de la semana en cuanto a productividad se refiere.

El peor, lo habéis adivinado, es el lunes. Es el día en que, a pesar de ser el primeo de la semana laboral, se alcanza un mayor grado de aburrimiento y hastío en el trabajo. Que no lo digo yo, sino que se desprende de un estudio de la Universidad de California. En ese mismo estudio, se concluye que el momento del día en que alcanzamos un mayor grado de concentración y efectividad en el trabajo son las once de la mañana y que la mejor hora para fijar una reunión son las 4 de la tarde. En este sentido, una reunión en lunes a primera hora tiene todas las papeletas para ser un completo fracaso en lo que a soluciones y toma de decisiones se refiere. No estamos preparados para hacerlos ese día a esa hora.

La productividad en nuestros puestos de trabajo depende de multiples factores. Acabamos de ver que incluso el día de la semana en que nos encontramos e incluso la hora del día condicionan esa productividad. Pero no solo eso. Uno de los factores que más afectan a nuestra productividad son las crecientes interrupciones con que nos topamos en nuestro día a día.

Por término medio nos interrumpen cada 3 minutos (bien sean interrupciones personales, con llamadas o recados, como de nuestro mundo 2.0 mediante avisos y notificaciones de nuestras redes sociales del tipo que sean). Además, comprobamos y actualizamos nuestra bandeja de entrada de correo unas 37 veces por hora. Hasta tal punto es así que se ha llegado a definir el trabajo como “eso que haces entre las interrupciones”, lo cual, aunque lo parezca, no es nada descabellado.

Si conjugamos estos datos con el hecho de que tras una interrupción necesitamos un mínimos de 7 y hasta 25 minutos en ocasiones, para volver al mismo nivel de concentración que teníamos, la conclusión lógica es que la multitarea es contraria a cualquier intento de lograr aumentar nuestra productividad.

Una adecuada planificación de nuestras tareas diarias, en la que deberemos tener en cuenta también las interrupciones, es vital para evitar “que se nos vaya el tiempo”.

Y dentro de esa planificación, deberemos prestar especial atención al tiempo que dedicaremos a “nuestras distracciones personales”, que las hay y son incluso beneficiosas para no sentirnos esclavos de nuestra rutina diaria y está comprobado, además, que son catalizadores de nuestra productividad al permitir momentos de pausa y desconexión momentánea de esa rutina que nos tiene atrapados.

Buenos días #fu4nShoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Breal diario, una de esas distracciones (en este caso voluntaria) que os proponemos cada día para una ruptura parcial con vuestro día a día y un aumento de la felicidad en vuestro día a día (o, al menos, una disminución de la infelicidad…)

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

empleado-multitarea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s