GMail: un caso de éxito de libro, cumple 10 años

Parece que fue ayer, la verdad, pero la realidad es que Gmail, el servicio de correo electrónico del gigante Google, ha cumplido 10 años.

Lanzado el 1 de Abril de 2004 se ha convertido, a pesar de haber salido al mercado 7 y 8 años más tarde que los respectivos servicios de Hotmail (luego comprado por Microsoft) y Yahoo y es, desde hace cuatro años, el líder en los servicios de correo a nivel mundial.

No ha sido una casualidad que así sea. Google sabe qué hacer para contentar al usuario final y, tras observar detenidamente el mercado de la época y el comportamiento habitual de los consumidores de ese producto concreto decidió lanzar un producto revolucionario.

Hasta el lanzamiento de GMail, todos cuantos teníamos correo electrónico nos las veíamos y deseábamos cuando, cada cierto tiempo, debíamos seleccionar los correos que teníamos que eliminar, pues los servidores de correo ofrecía una capacidad que hoy en día se consideraría ridícula. Además, los accesos via webmail eran lentos, pobres y sin funcionalidades básicas que nos permitiesen localizar un correo concreto de manera rápida y eficaz.

Con ello, Google diseñó y lanzó un producto que era exactamente lo que los usuarios necesitaban: capacidad virtualmente ilimitada y una herramienta de búsqueda de correos incorporada en la interfaz que convertía el, hasta entonces, arduo trabajo de localizar mails en un juego de niños.

El éxito de GMail radica, además de estos dos factores claves en el momento de su lanzamiento, en su constante evolución y adaptación a las necesidades de los usuarios. Añadiendo funcionalidades y convirtiéndolo en el eje de toda su plataforma de aplicaciones, extensiones, aplicaciones y redes sociales, GMail es, sin duda, la joya de la corona de Google y pieza clave de su granítica posición de liderazgo.

Un ejemplo claro de lo que debe hacerse a la hora de lanzar cualquier producto o servicio al mercado: análisis de la situación previa, estudio del comportamiento de los consumidores, adaptación del producto/servicio a ese comportamiento y a las demandas de esos consumidores y evolución constante del producto/servicio incorporando funcionalidades, nuevos servicios y aplicaciones. De libro, vaya.

Un perfecto espejo en el que mirarnos para tratar de adaptar ese mismo modus operandi a nuestro día a día, con una clave fundamental: la perfecta adaptación a las necesidades del cliente. Ese es el secreto de su éxito, más allá de funcionalidades u otras ventajas. Diseñaron exactamente lo que el cliente quería. Y lo hicieron tras escuchar sus peticiones, observar y estudiar sus hábitos y diseñar el producto que se adaptase a todo ello.

Porque los éxitos, en la gran mayoría de ocasiones, no llegan por casualidad. Vienen precedidos de un arduo trabajo de investigación, análisis y estudio previos. Conocer exactamente lo que nuestro cliente necesita para poder ofrecérselo. Y hacerlo, además, con ese valor diferencial que sólo nosotros podemos aportarle.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este es nuestro #fun4Break, porque casos de éxito tan claros como el de GMail deben ser fuente en la que beber para imitar comportamientos que les han llevado al éxito.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers

Gmail-logo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s