Y tú, eres “cool” o eficaz?

En el mundo empresarial 2.0 y en todo aquello que le acompaña, tanto de manera natural como de gente que “se ha subido al carro”, está adquiriendo una importancia casi desmedida la apariencia, el llenarse la boca de términos imposibles que no aportan nada a lo que siempre se ha hecho, pero que solo el hecho de pronunciarlos ya hace que nos sintamos más cool.

No es un tema de lenguaje, además. En #fun4Shoppers, es más que evidente, somos apasionados defensores del spanglish. Utilizamos, es cierto, muchas palabras en inglés en medio de conversaciones o de tuits. Lo hacemos conscientemente, es lógico, como recurso para fomentar la interacción, la risa (o la sonrisa) y la “sonoridad” de según que frases. Nos hace gracia, simplemente. Sin ninguna pretensión más allá que esa.

Completamente distinto es el de aquellos que, pretendiendo aparentar o darle más valor a lo que hacen o dicen, utilizan términos en inglés que ni aportan nada sobre los equivalentes en español ni sugieren modos de trabajar distintos. Simplemente los usan porque están de moda y les hace parecer más importantes.

El más utilizado y que últimamente se oye en cualquier conversación es el famoso ROI. Vamos, la rentabilidad de toda la vida: (ingresos-costes)/costes. Ecuación de primero de economía a la que se le ha llamado de mil maneras. ROI, sin embargo, es la que se lleva ahora y queda mucho más cool.

El problema es que hay situaciones que, por tratar de seguir esas modas curiosas, se tornan cuando menos, sorprendentes. Leía ayer que, amparándose en el Big Data (que seguramente sea el término más de moda hoy por hoy, especialmente si lo pronuncias con acento americanizado mezclando las a con e y cambiando la t por una r suave…) y en la gran cantidad de información disponible, algunas entidades financieras estaban valorando la concesión de créditos o hipotecas en función de la información que le proporcionaban las redes sociales y el rastro que en ellas dejamos.

Se llame como se llame (y eso no es Big Data) los bancos analizan toda la información que tienen a su alcance y comprobar los perfiles de las redes sociales (e incluso cruzar los datos de unas y otras) se ha hecho desde que existen éstas, no solo en banca sino, fundamentalmente, en los departamentos de RRHH.

El análisis de datos se ha hecho siempre, las distintas rentabilidades se han medido toda la vida y las campañas de publicidad (del tipo que fueran) nos han animado a consumir mucho antes de que se llamaran marketing.

Centrémonos en hacer bien nuestro trabajo, en ser profesionales, en cuidar los detalles de lo que hacemos y no caigamos en el error de querer ponerle nombres rimbombantes. Los resultados son los que avalarán nuestra capacidad, no lo que ponga nuestra tarjeta de visita aunque se necesite un traductor simultáneo para entender algunas.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break . Aunque quizás hoy deberíamos llamarlo “divertimento a través del descanso…”

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

bla_bla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s