Comprar algo para no usarlo suena, por lo menos, mal

Imagina que tienes un coche de carreras, el más rápido del mundo y que es motivo de admiración por parte de todos los aficionados al automovilismo. En tu coche, todo funciona en sincronía y fruto de ese conjunto acumulas miles de fans en todo el mundo.

De pronto aparece en escena un equipo pequeño que no tiene un coche ganador en principio, pero que cuenta con un motor que, sin ser el mejor del mercado, hace que todos los fabricantes le miren con ojos golosos. No destaca por sus características técnicas, pero ha caído en gracia a los aficionados y todos lo alaban y se mueren por tener uno así en su coche.

La popularidad de ese motor va subiendo como la espuma, hasta el punto que los inversores empiezan a fijarse en él. La posibilidad de que, gracias a la potencia de ese motor, puedan tener a futuro un coche ganador te empieza a asustar y decides, en un arranque de valentía, hacerte con él.

Pese a que tiene  muchas novias, motivo por el cual su precio se ha disparado hasta unas cifras astronómicas, la cabezonería y falta de objetividad que se da cuando estás obsesionado con algo, hace que te hagas con ese motor al precio que haga falta, aunque ponga en peligro tu capacidad financiera.

Deberías estar feliz, ahora. Tienes el mejor coche y, además, has comprado el motor del que todo el mundo habla. Lo lógico sería integrar ese motor en tu coche para la próxima temporada y serás invencible.

Pero no, se te vuelve a torcer la nariz y decides, contra todo pronóstico, no sólo que vas a seguir utilizando tu motor antiguo sino que, además, vas a introducir en él todas las mejoras previstas en el que has comprado de manera prioritaria, adelantándote a tu fastuosa adquisición.

Qué pensarías ante una situación así?? Que te has vuelto loco, que has tirado una cantidad ingente de dinero solo para quitar de en medio a un futurible competidor (que de momento solo tenía motor, pero le faltaba todo lo demás). A nadie, visto así, le parecería una decisión ni lógica, ni coherente ni, mucho menos, rentable. Sería una demostración de que has suplido tu falta de innovación y creatividad a base de talonario. Parece lógico, no?

Pues exactamente eso es lo que está pasando con Facebook (el coche ganador) y Whatsapp (el motor). En una decisión, cuando menos sorprendente, después de haber pagado 19000 millones de dólares, ha lanzado antes que su reciente adquirición el servicio de llamadas de voz y hoy sabemos que sacará Facebook Messenger como aplicación independiente, y como único medio de utilizar el servicio de mensajería del Sr. Zuckerberg. Es decir, si quieres enviar mensajes por FB deberás hacerlo obligatoriamente a través de la nueva versión de su Messenger.

Entonces… para qué quieren Whatsapp?? Han sido capaces de pagar esa millonada sólo para quitáserlos de en medio y que su Messenger no tenga competencia??

Realmente, cada vez más esta adquisición suena peor y menos rentable.  Quitarse de en medio a la competencia a base de dólares no parece, ni de lejos, la mejor de las estrategias. Una inversión de ese nivel en I+D+i o en mentes pensantes y creativas, como lo eran ellos en el inicio, les hubiera dado mejor resultado sin duda. Parece que, definitivamente, se han dormido en los laureles…

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

Facebook Messenger

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s