La amenaza del “Síndrome Cupcake”

No se puede definir mejor. Porque es que además comparto al 100% esa filosofía: el “síndrome cupcake” se está apoderando de todo cuanto nos rodea y amenaza con extenderse aún más.

Y es que, si hay algo delicioso, dulce, con el punto exacto de esponjosidad y ese aroma suave que las caracteriza son las magdalenas. Acompañamiento ideal para un buen café con leche o un chocolate a la taza. Han existido toda la vida y son, sin duda, una de las mayores delicias.

Pero  de un tiempo a esta parte, como si llamarlas magdalenas fuese una desconsideración, ha llegado el fenómeno cupcake, las ha llenado de colores estrambóticos, combinaciones imposibles de siropes, cremas y chocolates de colores que, sí, es posible que las haga más atractivas a la vista, pero seguramente sean incomibles o, al menos, mucho menos genuinas que las magdalenas tradicionales.

Exactamente lo mismo está pasando gracias al mundo del social media, y por ende, al empresarial, hoy en día. Se ven bios en Twitter absolutamente recargadas y sobreactuadas, curriculums que requieren un master en tres idiomas para conseguir descifrarlos o expertos en materias inventadas con ocupaciones tan  enrevesadas como la descripción de un plato en una carta de un restaurante de nueva cocina.

Que una cosa es maquillarse para mejorar una buena base o, como mucho, disimular alguna pequeña imperfección y otra, pintarse como una puerta y disfrazarse de lo que no se es. El resultado, en este último caso, siempre es esperpéntico.

Porque es evidente que debemos ser originales y conseguir una diferenciación de lo que nos rodea para poder tener mayor visibilidad y que se nos perciba como distintos, pero no a costa de perder nuestra esencia ni, mucho menos, la dignidad. Por muchos colores, cremas, siropes, toppings o chocolates que le pongas a una cupcake, siempre, siempre será más sabrosa y más auténtica una buena magdalena.

La diferenciación habrá de venir siempre por un cuidado extremo de lo que hacemos; por una orientación total al cliente; por una exquisita dedicación a cualquier mínimo detalle, adelantándonos a sus necesidades y requerimientos; por una profesionalidad extrema con total dedicación; por una comunicación bidireccional con quien utiliza nuestros servicios o compra nuestros productos, manteniendo una escucha activa y promoviendo las acciones necesarias para corregir debilidades; por mantener nuestra esencia y la de nuestra marca.

Ese será el camino para conseguir una diferenciación verdadera, un reconocimiento tanto en el mercado como en redes y una marca personal potente y que perdure en el tiempo. Los artificios, las cremas, los siropes y los colorines los dejaremos para otro momento. La vida no es un carnaval y tu negocio, menos aún. Huye de los cupcakes y sé una dulce y deliciosa magdalena. La mejor magdalena posible, eso sí.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y esta ha sido nuestro #fun4Break de hoy en una semana corta, pero intensa. Ajetreada por la previsión de la Semana Santa y por conseguir conciliar las vacaciones escolares con nuestro día a día.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

cupcakes-arcoiris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s