No hace falta ser el más listo de la clase, solo diferente

«Apple no inventó los smartphones ni las tabletas, pero supo reinventarlos, replantear su misma esencia y crear productos diferentes a los que existían hasta entonces»

Antes una afirmación como la anterior, la mayoría de los i-maníacos (perdón por “el palabro”) se llevarían las manos a la cabeza horrorizados y rápidamente nos tacharían de herejes e incultos. Resulta, sin embargo, que esa frase la ha pronunciado Steve Wozniak, co-fundador, junto a Steve Jobs, de la famosa firma de la manzana.

Y es que la realidad es que Apple, como muchas otras empresas de hoy en día, no ha inventado nada nuevo o revolucionario, nada que no existiera antes (incluso los diseños tan super-cool de sus equipos son “extrañamente” parecidos a otros ya existentes, pero eso será objeto de otro post).

Ellos, y la mayoría de grandes marcas de hoy día, han reinventado conceptos, les han dado otra forma y democratizado su uso añadiendo funcionalidades, pero nada absolutamente disruptivo.

Twitter, sin ir más lejos, como cualquier otro servicio de mensajería, no es más que una evolución de los iniciales sms, mejorados, ampliados y convertidos en red, pero en el fondo es lo mismo. Incluso ahora todo el mundo se lleva las manos a la cabeza del alcance que tiene para, por poner un ejemplo, seguir las retransmisiones televisivas. Los “teletuiteros” comentan sin parar sus programas favoritos porque es lo más “in”.

Seguro??. Hace 15 años, cuando ni había redes sociales, ni smartphones ni casi internet, ya se hacía. No es ninguna novedad. Sin necesidad, de hashtags, porque no existían, la gente comentaba como loca sus programas favoritos mediante sms que se publicaban en pantalla en un faldón. No solo eso. Eran mensajes Premium, de los que te cobraban un euro y pico por cada uno y cada día casi se colapsaban las centralitas en según qué programas.

A nadie debe sorprender, entonces, que ahora se siga haciendo cuando, además, es gratis, no?

La conclusión de todo esto es que no debemos obsesionarnos pretendiendo diferenciarnos inventando nada nuevo o creando conceptos imposibles. Nuestra diferenciación de cara al cliente será una cuestión de matiz, una sutileza que nos separe de nuestros competidores y haga que el cliente se rinde a nuestros pies.

Orientación total al cliente, adelantándonos a sus expectativas, buscando satisfacerle incluso antes de que se plantee siquiera la necesidad concreta. Escuchándole, sugiriéndole, orientándole. Cuidando al máximo cada detalle, cada matiz. Sorprendiéndole. Trabajando sus emociones, su experiencia de compra para que sea completa…. Máxime en un mundo infinitamente competitivo como el que vivimos en el que la globalización de la oferta hace que compitamos con propuestas de todo el mundo.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fuin4Break. Nada nuevo bajo el sol, lo sabemos, pero tratando de recordar la esencia de la diferenciación como la mejor herramienta para el éxito de que disponemos.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

diferenciacion - be unique

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s