La publicidad, si es buena, gusta

Los anuncios y la publicidad nos atacan por todas partes. En un mundo cada vez más digital  en el que “todo es gratis” la publicidad se impone como la gran salvación para medios tradicionales que ven sus páginas inundadas de anuncios.

Los marketeros se devanan los sesos para ver dónde colocar los anuncios, las web cada vez tienen más publicidad escondida simulando noticias o páginas completas buscando el modo de “engañar” al consumidor y que conseguir su click.

El argumento con el que trabajan es siempre el mismo. El consumidor está cansado de la publicidad y el único modo que tenemos de captarle es mediante técnicas que rayan en el engaño. Quién no ha buscado algo en internet y se ha encontrado con anuncios camuflados entre los resultados de la búsqueda o, ante una descarga de cualquier  archivo no se le abren doscientas ventanas virtualmente idénticas a aquella que te lleva a la descarga real.

En televisión ocurre lo mismo. Cortes intempestivos, sin avisar, en momentos de máxima tensión de la serie, seguidos de fragmentos casi eternos sin ningún tipo de corte pretenden despistar al televidente y cogerle desprevenido.

Son, sin embargo, meras disculpas. El consumidor está cansado de la publicidad? Si, lo está. Pero lo está de la mala publicidad. De la que le intenta engañar. De campañas mal hechas, cutres o copiadas unos de otros. Cuánto tiempo hace ya que “no se puede lavar más blanco”? Por lo menos 15 años y se siguen haciendo anuncios en la misma línea. Eso es de lo que estamos hartos.

Si al consumidor se le ofrece publicidad de calidad, novedosa, impactante, visualmente atractiva y artísticamente cuidada no sólo la aceptará, sino que se enganchará a ella. Publicidad que, además, trabaje sus sentimientos como decíamos en el post de ayer.

Pero claro, para eso, hacen falta creatividad, imaginación y capacidad de innovación. Características que faltan en todas y cada una de las campañas que aborrecemos los clientes.

No es cuestión de inversiones millonarias ni muchísimo menos. La tecnología y las redes sociales nos permiten crear campañas y llegar a nuestros clientes con facilidad. Los tenemos ahí al lado, esperando a ver qué les decimos. Lo que hagamos y, sobre todo, cómo lo hagamos, condicionará su comportamiento de compra.

Huyamos de promociones tradicionales. Fomentemos la interacción con nuestros clientes. Integrémosles en el proceso de venta y hagámosles partícipes de la campaña. Interactuemos con elos. Que se sientan parte de ti, de tu establecimiento, de tu marca.l Es lo que están esperando y no un bombardeo de “compra aquí que es más barato”. Ese tiempo ya pasó. Hoy en día el factor precio no es el determinante a la hora del impulso definitivo a la hora de comprar.  Es, según los últimos estudios, el cuarto o quinto por detrás de lainteracción, la imagen percibida, la calidad y la atención al cliente.

Nos lo están diciendo a gritos. No les demos más de lo mismo. Quieren publicidad, pero creativa. Y participativa. En nuestras manos (en nuestra imaginación y capacidad creativa) está.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break. En defensa de la publicidad de calidad, esa que se hace querer y de la que todo el mundo se engancha.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

publicidad marketing

Anuncios

Un pensamiento en “La publicidad, si es buena, gusta

  1. Pingback: Cuando la publicidad engañosa no es culpa de la publicidad | #Befun4MyFriend

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s