Humildad y agradecimiento, las claves en un entorno colaborativo

Las personas son como los lugares: las hay para pasar el día, un fin de semana o para quedarse a vivir.

No sé a ciencia cierta de quién es esa frase, si es un anónimo, es de una película o de algún profundo filósofo. Realmente tampoco importa demasiado. Porque lo importante de esa frase es el contenido, la gran verdad que recoge.

Porque, efectivamente, a lo largo de tu vida te encuentras con gente increíble y maravillosa con la que te quedarías a vivir (aunque desafortunadamente no sea lo que más abunda), gente que está bien, que no te desagrada y con la que incluso congenias, pero que con un fin de semana tienes suficiente y gente con la que pasar un día es más que suficiente.

La infinita diversidad que nos caracteriza nos hace congeniar a la primera con unas pocas personas y establecer esa mágica conexiON en la que el famoso “a todo que SI” sale solo y propicia sinergias espectaculares.

Suele ser gente emprendedora, abierta, colaborativa y colaboradora, humilde y con un talento inmenso. Sin embargo, de todas estas cualidades y características, me quedaré con una sola de ellas. Con aquella que determina la capacidad de sorprender y que hace, llevada al mundo empresarial, que un proyecto te cautive desde el momento que lo conoces o, por el contrario, te desilusione completamente: la humildad.

Somos en #fun4Shoppers absolutamente alérgicos a la egolatría y el egocentrismo que abunda en las redes a poco que se tengan un puñado de seguidores. Nos espantan, no cabe duda. Es, en buena parte, porque la humildad no está entre sus virtudes (si es que tienen alguna, además de la autocomplacencia). Lo suyo es siempre lo mejor, lo más novedoso, lo más grande, lo más IN, despreciando cualquier otra opción alternativa.

En el mundo social en el que nos movemos, sin embargo, si te muestras como lo mejor, tienes que (y aquí sí que “tienes que”) ser lo mejor. Lo máximo. SI creas unas expectativas muy altas en tus clientes, en los consumidores de tus productos o tus servicios, tienes que estar preparado para cumplirlas. De otro modo el batacazo puede ser de órdago. Y llegará si o si. Puede tardar más o menos, pero llegará.

Humildad, por tanto, es la clave. Humildad para, por un lado no avasallar a quienes “pelean” contigo por el favor de tu público objetivo y, por otro, para no causar en él, falsas expectativas que no puedas cumplir.

En un mundo social y colaborativo como el que vivimos la única moneda de cambio válida para pagar acuerdos y colaboraciones son la reciprocidad y el agradecimiento. Y ambas solamente casan con la humildad.

Buenos días #fun4Shoppers. A deshora por motivos de agenda, pero aquí estamos con vosotros como cada día. Tratando, humildemente, de acompañaros, motivaros y, en lo posible, daros algún motivo para la reflexión. El lunes, si queréis, volvemos a leernos.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

agradecimiento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s