Convierte el #showrooming en tu aliado

Que internet y el comercio online está cambiando los hábitos y comportamientos de los consumidores es tan evidente y está tan manido que no vamos a gastar una línea más en repetirlo.

Sin embargo algunos de esos nuevas pautas de consumo que nos ha traido la revolución de la comunicación que han supuesto las redes podemos utilizarlas en beneficio de los establecimientos físicos.

En un principio se produjo lo que se bautizó como “webrooming”. Los consumidores buscaban todo tipo de información de los productos que les interesaban en internet, contrastaban opiniones y, una vez tomada la decisión, hacían sus compras en el comercio físico pues les daba más seguridad que el incipiente comercio electrónico.

Este hecho, que otorgaba una ventaja inigualable a los establecimientos físicos, no ha sabido ser aprovechado en su totalidad y este comportamiento ha ido cayendo en desuso.

Se ha pasado al otro extremo. Al “showrooming”. Los clientes miran, comprueban, “tocan” el producto en los establecimientos de su entorno y luego bucean en internet en busca de unos precios más atractivos.

Varios han sido los factores que han propiciado ese cambio. Evidentemente, la popularización del comercio electrónico y la pérdida de esos miedos iniciales ha sido el detonante para que las compras online se disparen.

No debemos, sin embargo, culpar exclusivamente a factores externos sin antes mirarnos un poco el obligo y analizar según qué comportamientos.

En primer lugar, y en parte motivado por una situación económica no demasiado halagüeña, en muchos sectores (especialmente el tecnológico) no se puede hacer showrooming. Y no porque esté prohibido sino porque no hay con qué hacerlo. Los productos se han sustituido por maquetas de juguete no funcionales. Os imagináis ir a un concesionario de coches y que os enseñen una maqueta de plástico del coche que pretendéis comprar?. O acudir a tu tienda de ropa favorita y que te muestren su colección en una Barbie?? Es inimaginable, verdad?. Pues eso es lo que está sucediendo en determinados sectores.

Craso error. Si una ventaja tiene el comercio físico frente a internet es la posibilidad de asesorar, la cercanía, el exquisito trato al cliente y la posibilidad, no solo de levarse el producto “puesto” sino de tener una cara a la que plantearle dudas, sugerencias o quejas.

Para lograrlo debemos, como paso fundamental, lograr atraer a los potenciales clientes a nuestro establecimiento. Ahí es donde reside nuestra oportunidad y donde debemos aprovechar para mostrarles el valor diferencial que les podemos ofrecer frente a otras opciones mucho más impersonales.

No tener producto que enseñarles o cambiárselo por un juguete de plástico es eliminar de raíz esa oportunidad y lanzarles de cabeza a que compren online o busquen entre nuestros competidores quien sí ha sabido entender esa oportunidad y les muestra lo que quieren ver.

La capacidad de adaptación al cambio y la cintura que tengamos para regatear cambios en el comportamiento de nuestros clientes y convertirlos en oportunidades se erigen como factores determinantes en un mundo de cambios constantes. No pierdas el tren!

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break. Nuestros clientes están ahí, queriendo comprar. Adaptémonos a sus nuevos comportamientos para que jueguen en nuestro favor.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Battling showrooming

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s