Cookies, Tracking,… el precio del avance tecnológico es nuestra privacidad

Cookies, ficheros de seguimiento, huella digital, evercookies,… Aunque todo esto pueda sonar a chino, están casi con seguridad presentes en tu ordenador o en cualquiera de tus dispositivos.

Es el precio que debemos de pagar por utilizar tantas y tan buenas aplicaciones como las que tenemos a nuestro alcance y que las marcas nos ofrecen “amablemente” de “manera gratuita”. Evidentemente nadie regala nada y esa recopilación de nuestros datos, comportamientos,  movimientos e incluso teclas y/o pulsaciones que hacemos en nuestros ordenadores quedan almacenados y son estudiados concienzudamente por nuestros proveedores de servicios. De ahí surgen buena parte de los datos que componen el llamado Big Data.

Debemos de ser conscientes de ese “control” a que estamos sometidos por parte de los proveedores de servicios, aplicaciones y tecnología. La ley nos trata de proteger, pero realmente, va siempre por detrás de la realidad. Además, no termina de adaptarse al ritmo de innovación y avance del mundo digital y, por ejemplo, la “ley de cookies” no deja de ser para la gran mayoría de la gente un engorro a la hora de navegar por la red que se acepta o se borra directamente sin que tenga el más mínimo sentido ni alcance más allá de la recaudación que por su incumplimiento se pueda generar.

Además, en este sentido, los dispositivos móviles parecen vivir “al margen de la ley” y, excepto los permisos (que también aceptamos sin leer) a la hora de instalar una app, no hay nada que realmente nos proteja o nos informe adecuadamente de la información exacta que estamos cediendo.

En todo caso, somos los usuarios quienes deberíamos, por nuestra propia seguridad saber lo que hacemos. Saber qué permisos estamos concediendo, qué información estamos compartiendo y que estamos autorizando cuando entramos en una web concreta. Y si no lo sabemos a ciencia cierta, ponernos en el peor de los casos: TODO. Absolutamente cualquier cosa que hagamos online está vigilada, registrada y es analizada. Lo que sea. Desde las webs que visitamos, hasta incluso las pulsaciones que hacemos en nuestros teclados, todo se registra.

No deberíamos sorprendernos por eso. Es parte del “acuerdo tácito de funcionamiento” que tenemos con las grandes compañías desarrolladoras de tecnología. Ellos mejoran nuestra calidad de vida (o así nos lo hacen creer) dándonos soluciones tecnológicas cada vez más adaptadas a nuestras verdaderas necesidades y, a cambio, les regalamos nuestra privacidad.

Y cuando hablo de privacidad no me refiero a mis fotos de vacaciones o mis comentarios en una red social. Hablamos de una privacidad mucho más profunda. La que tiene que ver con mis hábitos, mis costumbres, mis necesidades (hasta fisiológicas), mis gustos reales e incluso mis sentimientos.

Como siempre, la única recomendación posible es utilizar el sentido común. Saber que cualquier cosa que haga con un dispositivo móvil puede ser registrado y analizado y actuar en consecuencia. Pero sin alarmarse ni echarse las manos a la cabeza. Es “ley de vida”. De vida tecnológica. Y el precio a pagar por tener una vida cada vez más parecida a la de “Los Supersónicos”, fantástica serie de los años 70 que adelantó con magistral realismo lo que estamos viviendo hoy en día.

Además, la inmensa mayoría de los que ponen el grito en el cielo por este tipo de cosas, son los primeros en llenar sus redes sociales de fotos de sus hijos (menores) absolutamente desprotegidos y al alcance de cualquiera. Eso si que es escandaloso.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break de inicio de semana.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Data

Anuncios

Un pensamiento en “Cookies, Tracking,… el precio del avance tecnológico es nuestra privacidad

  1. Antonio Ripoll Soler

    Acertado punto de vista. La realidad es que cuando las piden, las condiciones generales se admiten sin leer. El problema es que vivir al margen de las nuevas aplicaciones cada vez es más difícil. Más te implicas, más te ofrecen, más caes en la red…

    Como llego tarde al break, feliz noche!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s