Multitasking para intentar llegar a todo

La gestión eficaz del tiempo es, qué duda cabe, una de las herramientas que, debiendo ser vitales de cara a mejorar nuestra productividad, no trabajamos lo suficiente.

Imbuidos en un ritmo frenético, con mil frentes abiertos cada día, la sensación de no llegar a todo es habitual en muchos de nosotros. Incluso, en ocasiones, parece que ni con días de 37 horas llegaríamos a todo.

La gestión eficaz del tiempo es, en un escenario como este, imprescindible. El control del tiempo que dedicamos a cada tarea es vital de cara a poder cumplir los plazos que nos hayamos propuestos.

El control del tiempo y el orden en que las realizamos, claro. Si hay un ladrón de tiempo por excelencia son las interrupciones. Cuando estamos concentrados en una tarea, una interrupción nos supone, además del tiempo que dedicamos a ese imprevisto y, por tanto, no estamos dedicando a la tarea que estábamos ejecutando, un tiempo adicional a la hora de retomar el trabajo que estábamos realizando, “re-concentrarnos” y volver a coger el hilo. Y, en muchas ocasiones además, este tiempo puede llegar a ser vital de cara a poder culminar con éxito lo que estábamos haciendo.

Un control máximo de las interrupciones es, por tanto, vital de cara a mejorar nuestra productividad. Apagar el móvil (o sus notificaciones), filtrar llamadas, mails o cualquier elemento que nos pueda distraer para dedicar toda nuestra atención a lo que estamos haciendo.

Sin embargo no debemos confundir las interrupciones con ser una persona multitarea (multitasking). Cuando eres multitarea o tienes programada esa forma de trabajar , tú eres quién tiene el control. Eres tú quien elige saltar por ti mismo entre las distintas aplicaciones que tienes abiertas, entre los distintos frentes que necesitas tener activos simultáneamente.

Por el contrario, cuando te interrumpen, es otra persona la que estructura tu secuencia de acción y pensamiento, es otra persona la que te está obligando a modificar el tiempo continuado que dedicas a cada una de ellas.

Esto, aunque parezca algo similar, en realidad son dos situaciones completamente distintas y tienen consecuencias diametralmente opuestas a la hora de medir la productividad obtenida.

Mucha gente, sin embargo, cree que se puede trabajar de forma productiva con todas estas interrupciones, cuando la realidad y las investigaciones demuestran lo contrario: cada vez que nos llega un correo, un whatsapp, una notificación o una llamada, estamos perdiendo tiempo.

Apaga tu móvil. Desconecta las notificaciones de Twitter y de correo electrónico. Se puede sobrevivir sin ellos durante una o dos horas y tu productividad se multiplicará.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break, escrito sin interrupciones, aunque sí con saltos entre pantallas. No sé si somos multitarea o nos lo creemos para no admitir que hacemos caso a las interrupciones.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Multitasking

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s