Dos razones por las que no vendes en redes sociales

Las redes sociales son, qué duda cabe, el foco de atención de marcas, empresas y establecimientos. Todos ellos se han lanzado como locos a la conquista del social media, a intentar captar clientes, interactuar con ellos y conseguir fidelizarles.

Quien más quien menos ha abierto perfiles en las distintas redes sociales con la esperanza de ver como sus ventas despegaban definitivamente. Sin embargo, en la mayoría de los casos, ha podido no ser así, provocando el desencanto y la frustración de quien ha creído que las redes eran Hogwarts, como decíamos el otro día.

Al margen de lo que ya comentábamos en ese post, y centrando un poco el foco, es evidente que si no se han conseguido los resultados deseados será porque se habrá cometido algún tipo de error a la hora de afrontar el salto al mundo 2.0.

Las redes sociales, por sí mismas, no venden. O no lo hacen de la manera que nos gustaría. Y eso es por dos razones fundamentales.

En primer lugar porque no son su objetivo prioritario. Como su propio nombre indica, son redes y sociales, diseñadas para interactuar, conversar, intercambiar opiniones, conocer gente y escuchar al cliente. Pero no para vender. En las redes, por ser redes, es donde debemos “pescar” a nuestros clientes (valga el símil), atraerlos hacia nuestra marca o establecimiento y conseguir que nos visiten (físicamente o a través de nuestra web). Es entonces cuando deberemos tratar de realizar conversión y vender).

Además, y como segundo factor fundamental, salvo en muy contadas ocasiones, se están utilizando mal, desaprovechando uno de sus mayores potencialidades: la de la inmediatez y la consiguiente capacidad de mover gente en tiempo real.

Los Milennials o generación Y, ese nicho de mercado que constituye la gallina de los huevos de oro y son objeto de deseo de cualquiera que se encuentra en redes, siguen a sus marcas o establecimientos en redes para enterarse de novedades van a lanzar y conocer, antes que nadie, sus ofertas y promociones. Sin embargo, el funcionamiento es normalmente el contrario. Se utilizan las redes como mero replicador de las ofertas, promociones o lanzamientos que ya tenemos en otros canales, sin ningún tipo de diferencia. El seguidor se siente, por tanto, uno más, no percibe ningún trato especial por parte de la marca o establecimiento y, por tanto, no se sentirá enganchado.

Si queremos aprovechar el potencial que las redes tiene  para la venta deberemos adecuar las ofertas que lanzamos en ese canal, haciendo que sean exclusivas para el mismo y separándolas de las que cualquiera podrá encontrar al pasar por delante de nuestra tienda. Será la manera de que nuestros seguidores sigan siéndolo y se conviertan en fans. Porque pueden gustarles nuestros productos o servicios, pero si no perciben un trato diferencial por serlo, el encantamiento inicial dejará de ser efectivo y otro vendrá que les capte con acciones específicas para ellos.

Buenos días #fun4Shoppers. Las redes son un canal más de venta y como tal debemos considerarlo. Como canal independiente. Si no lo tratamos de manera diferencial sino como mero “replicante”, estaremos perdiendo tiempo, dinero y, a la larga, seguidores.

#fun4DJ #fun4Break #fun4Management www.fun4shoppers.com

aumento_ventas_redes_sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s