Archivo de la etiqueta: Cliente

Fundamentos de marketing: definiendo nuestro target

Seleccionar el mejor mercado objetivo para nuestra empresa o establecimiento es la parte más importante, a la vez que la más difícil, del plan de marketing. No centrarse en buscar cuál es el mejor cliente para nuestro negocio significará perder oportunidades de cara a aumentar las ventas.

Se suele pensar que esto no es más que uno más de los muchos mitos del marketing, hasta que nos damos cuenta de todo lo que obtenemos con una adecuada selección de nuestro público objetivo:

  • Determinar si realmente hay una necesidad de mercado para nuestros productos o servicios.
  • Atraer a, y trabajar con, un público dispuesto a pagar más por lo que le ofrecemos.
  • Lanzar mensajes más claros y precisos sobre el valor diferencial que ofrecemos a nuestros clientes.
  • Convertirnos en expertos en ese nicho de mercado.
  • Orientar exactamente nuestras actividades de marketing a nuestro cliente objetivo.

Al estar centrados en un sector del mercado concreto aumentamos nuestra eficiencia, utilizando nuestros recursos de forma más inteligente. Así, podremos seleccionar adecuadamente en qué redes sociales estar presente en vez de tratar de cubrirlas todas, orientar nuestros mensajes a lo que nuestra audiencia concibe como importante, utilizando, además, su mismo lenguaje, o acudir a los eventos representativos de ese sector al que nos queremos dirigir.

Definiendo claramente nuestro nicho de mercado, nuestros mensajes serán claros, las ofertas, más precisas y nuestros esfuerzos de marketing, más eficaces, incluso para aquellos que no están dentro de nuestro mercado objetivo.

Pero, qué es un mercado objetivo? Podemos definirlo como aquel grupo concreto de personas o empresas que:

  • Desean o necesitan aquello que ofrecemos
  • Saben que tienen esa necesidad y entienden el valor de poder satisfacer esa necesidad
  • Están dispuestos a gastar dinero en satisfacerla

Para determinar nuestro mercado objetivo deberemos plantearnos una serie de cuestiones, como pueden ser:

  • Qué es lo que ofrecemos?
  • Qué problemas soluciona?
  • Por qué es mejor que la competencia?
  • Qué capacidad única o contenido de valor exclusivo ofrecemos que otros no hacen?

Deberemos, además, definir la audiencia que podría utilizar nuestros servicios. Determinar qué características tienen en común que los pueda convertir en un grupo significativo, saber qué es lo que necesitan y lo que les falta y saber por qué estarían dispuestos a hacer negocios con nosotros.

El cliente ideal

Una vez identificado nuestro mercado objetivo y su segmentación, será necesario definir nuestro cliente ideal, ese cliente tipo con el que siempre nos gustaría tratar y determinar cuáles son sus características y sus necesidades.

Mediante la identificación de nuestro cliente ideal y, centrándonos en su atracción y fidelización, deberíamos poder:

  • Desarrollar productos y/o servicios que se adapten a sus necesidades
  • Definir claramente y comunicar sus soluciones
  • Sacar provecho de nuestras fortalezas y ser reconocidos como el experto al que acudir.
  • Orientar a ellos nuestros mensajes y hacer nuestras actividades de marketing más eficaces.
  • Eliminar las comparaciones de precios. Si conseguimos adaptarnos a sus necesidades reales, ofreciéndoles exactamente lo que necesitan, el factor precio pasará a no ser un factor determinante en la compra.
  • Aprender a identificar quienes no son una buena opción para nosotros.

El éxito de las pequeñas empresas llega cuando entienden que sólo cierto tipo de clientes van a comprar su producto o servicio. Si podemos determinar quiénes son exactamente esas personas y orientar nuestros esfuerzos de marketing hacia ellas, podremos desarrollar esa relación de confianza necesaria que hará que se conviertan en clientes.

Buenos días #fun4Shoppers. #fun4Break algo más “teórico” hoy, pero es que los fundamentos del marketing debemos tenerlos siempre muy presentes, independientemente de que lo hagamos en el 1.0 o en el mundo digital.

#fun4DJ #fun4Break #fun4Marketing www.fun4shoppers.com

image concept de stratégie marketing (valider / accepter)

Social Media Listening para mejorar la fidelidad de tus clientes

Conseguir la fidelidad de un cliente ha sido durante mucho tiempo, y sigue siendo hoy en día, el mayor reto al que nos enfrentamos cada día como marca o establecimiento. La pérdida de un cliente se produce, en la gran mayoría de ocasiones, por no cumplir con las expectativas que el cliente se había formado sobre nuestro producto o servicio. Y ese es, además, el verdadero problema: no es fácil discernir lo que los clientes quieren y esperan de nosotros y nuestra marca

Está en nuestra mano conocer en profundidad a las personas que componen nuestro mercado para poder ofrecerles la mejor experiencia de compra posible. Es por eso que un enfoque basado en datos que nos ayude a relacionarnos con ellos, a recompensarles, y retenerles es tan vital.

Podemos ver tres acciones que podemos emprender para comprender a nuestros clientes y tratar de generar engagement hacia nuestra marca. Son solo tres ejemplos con la idea de que podamos generar nuestras propias acciones en este sentido.

Obtener y gestionar datos de nuestros consumidores

Según un estudio de Accenture, el 73% de los consumidores prefieren las marcas que utilizan su información personal para hacer más relevantes sus experiencias de compra.

Con la proliferación de las redes sociales y la ingente cantidad de información que se comparte en ellas, deberíamos poder ver la oportunidad de sacar provecho de los comentarios, preferencias y exigencias de nuestros usuarios, de manera que podamos agregar valor a ambas partes: a ellos como consumidores y a nosotros mismos como love mark.

Debemos, por tanto, considerar la posibilidad de implementar, de una forma sencilla y fácil de  gestionar, el conseguir la mayor cantidad de información de nuestros usuarios para poder analizarla. Habilitar la opción de registrarse en nuestra web con sus perfiles en redes sociales nos da la opción de obtener información muy valiosa sobre nuestros potenciales clientes, sus gustos, aficiones y manera de actuar en la red. Es, sin duda, la estrategia win-to-win más fácil de implementar.

Que hablen de nosotros

No se puede negar el inmenso potencial de la publicidad “boca-oreja”: el 91% de los minoristas de comercio electrónico mejoraron su posicionamiento SEO gracias a las recomendaciones en redes sociales. Podemos, y debemos, utilizar todas las herramientas de marketing a nuestro alcance para incentivar que hablen de nosotros y mejorar, así, la fidelidad de nuestros clientes.

Implementar un programa de referidos, para que sean nuestros actuales clientes quienes transmitan a sus conocidos las bondades de nuestra empresa/marca/establecimiento, de manera que ambos tengan algún tipo de ventaja o descuento es, con seguridad, una de las estrategias que mejor funcionan.

Hazlo divertido

Los clientes, en la gran mayoría de ocasiones, por no decir en todas, responden positivamente a los incentivos. No hay nada que le guste más a un cliente que un regalo o un descuento. Y si se lo ofrecemos como resultado de participar en algún concurso o campaña especial, aún más.

Recopilar información de nuestros clientes mediante la necesaria inscripción en un juego, concurso o competición es una manera sencilla de recopilar información, Además, la gamificación de nuestra actividad ofrece a nuestros clientes experiencias divertidas con lo que aumentará exponencialmente el engagement generado y, por consiguiente, su fidelidad hacia nosotros y nuestra marca.

La creación de una relación duradera con nuestros clientes es una estrategia a largo plazo (no podemos conseguirlo de la noche a la mañana) y tener las tecnologías adecuadas nos ayudará a asegurar el éxito. Experimentar, probar, fomentar las relaciones entre la comunidad de clientes, promover experiencias dinámicas y multicanales será, sin duda, el modo de aumentar el conocimiento que tenemos de nuestros clientes y, en consecuencia, de adaptarnos a ellos mejorando nuestra capacidad de ofrecerles exactamente lo que desean.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Social Media Listening

Enamora a tus clientes (pero no les pidas que te amen)

Todos, de un modo u otro, necesitamos atraer clientes potenciales para poder aumentar nuestras ventas. Utilizamos herramientas y estrategias de marketing, en la medida que podemos, para captar nuevos clientes, intentado crear campañas irresistibles, impactantes y que capten desde el minuto uno el interés de nuestro público objetivo. Pero… además de captar su atención, somos capaces de hacer nacer en ellos un sentimiento hacia nuestra marca? Podemos hacer que se enamoren de nuestra marca?

La respuesta, al igual que en cualquier relación amorosa, es, obviamente, NO. Del mismo modo que no puedes elegir de quién te enamoras, no puedes obligar a nadie a que se enamore de tu marca.

Los potenciales clientes deben encontrar ese sentimiento hacia tu marca por sí mismos. Podemos ayudarles dándoles exactamente lo que quieren, cubriendo sus necesidades e incluso sus deseos, conquistarles con mensajes alineados con su forma de ser y de pensar… pero no tenemos una varita mágica para convertirles automáticamente en apasionados y fervientes admiradores de nuestra marca o producto de la noche a la mañana.

Debemos, además, ser absolutamente cuidadosos con el tipo de mensajes que trasladamos hacia nuestros potenciales clientes. Un exceso de ego, de personalidad, de cantidad de información, de presión, en definitiva, hacia nuestro público objetivo y nos acabará abandonando.

En cualquier historia de amor, y la de nuestros clientes con nuestra marca lo es, los comportamientos controladores, manipuladores y exigentes por parte de novios o parejas acaban por terminar con la relación. Se percibe como bullying. Presionar demasiado tensa la relación y acaba destruyéndola.

Nuestra estrategia de marketing no debería, en ningún caso, tomar esa línea de la presión hacia los potenciales clientes. El cliente no quiere que le digamos lo que tiene que hacer, no quiere oir una y otra vez que somos los mejores. Quiere que le conquistemos, sí, pero con argumentos.

En un reciente estudio publicado por el New York Times se probaron tres mensajes tipo para el lanzamiento de un jabón biodegradable.

  • Al grupo 1 se le dijo que ese jabón era “una buena opción para los consumidores”
  • Al 2, que era “una buena opción para los consumidores verdes”
  • Y, finalmente al 3, se le trasladó que el jabón era “la única opción para los consumidores verdes”

Evidentemente, el tercer grupo fue, con diferencia el que peores resultados cosechó, siendo el grupo dos el claro ganador pues, sin ser dominante, despertó en los consumidores su concienciación por el medioambiente.

A nadie le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Queremos tomar nuestras propias decisiones. Y como consumidores, más aún. El cliente debe ser el centro de toda nuestra estrategia empresarial y, por descontado, de la de marketing.

Las mejores marcas son aquellas que la gente identifica como parte integral de su vida y la forma en que les perciben. Apple, BMW, Google, Coca-Cola, Starbucks… Ninguna de ellas nos ha exigido nunca que les amemos, que les sigamos o nos ha “obligado” a comprar sus productos. A medida que han ido estableciéndose en nuestras vidas, conectando con nuestra manera de pensar, lanzándonos mensajes cautivadores, se han ido haciendo irresistibles y han logrado, finalmente, enamorarnos.

Las grandes marcas no intimidan a sus clientes. Proporcionan valor, tanto en sus productos y servicios, como a través de sus campañas de marketing. Se centran en ayudar a sus clientes, no en exagerar sus productos. Se acercan tanto a sus clientes que llega un momento en que surge esa necesidad por parte de estos de necesitar la marca.

Ese es nuestro objetivo: hacer que nuestra marca (producto o servicio) sea irresistible. Eso sí, dejemos de decir que no pueden vivir sin nosotros. Ese no es el camino.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Starbucks love

Lo que el hashtag te da (que no es poco) no te lo da nadie

Durante los últimos tiempos las redes sociales se han ido metiendo cada vez más en nuestras vidas, hasta un punto que no podemos comer en nuestro restaurante favorito, pasar una noche en un hotel o ver un programa de televisión sin ser bombardeado por los feeds de las redes sociales.

Existe una herramienta básica y vital para canalizar y clasificar toda esa avalancha de información y que es clave para hacer estudios de mercado y conocer las necesidades de nuestros clientes a coste cero.

Aunque tengamos memes por doquier que se burlan de él, la música dance lo utilice para “cantarle” a nuestro pasatiempo favorito (#Selfie) y  la generación de millenials ni siquiera sepa su nombre ni para qué se utilizaba antes de internet, el hashtag (#) es, sin duda, uno de los mejores inventos de las redes sociales.

Diseñados para buscar a través de millones de fragmentos de contenido compartido públicamente y que pudiéramos encontrar a otros que estaban hablando acerca del mismo tema, acerca de las cosas que queríamos escuchar, los hashtags tienen una potencia increíble como herramienta de escucha activa de nuestros consumidores y de nuestros potenciales clientes. Desde el momento en que se utiliza masivamente, adoptándose no solo en Twitter sino también en Facebook, Google + o Instagram, se convierte en medio indispensable para pulsar la realidad del mercado.

A través de esta escucha social podemos obtener, de manera rápida y precisa, información importantísima para poder tomar las decisiones adecuadas.

Visión general del mercado: Con un seguimiento adecuado a través de las distintas redes, es más fácil que nunca para una marca reunir ideas que le ayuden a entender el mercado de un nuevo producto o servicio. Por ejemplo, un desarrollador de aplicaciones que esté pensando en lanzar una nueva herramienta de productividad, puede “escuchar” el contenido generado por los usuarios a través de las redes para buscar lo que los compradores de productos similares están buscando un nuevo lanzamiento.

Análisis de la competencia: Del mismo modo puede proporcionar ideas claras en quiénes son nuestros competidores y lo que están haciendo. Imagínate poder saber, antes de lanzar un nuevo servicio, qué es exactamente lo que el mercado está dispuesto a pagar por ese servicio o qué factor diferencial está buscando que tus competidores no ofrecen.

Satisfacción de tus clientes: La palanca más importante de decisión en cualquier empresa o establecimiento es el conocer, exactamente, el grado de satisfacción de nuestros clientes. Con una monitorización precisa de los hashtags podemos tener información precisa y en tiempo real de las experiencias y sentimientos compartidos por nuestros clientes. Muchas marcas crean comunidades online en las que sus clientes hablan y comparten, pero la verdadera magia para la marca es poder filtrar esos contenidos para comprender mejor a sus clientes.

Servicio al Cliente y Fidelización: Por último, pero no menos importante, es el servicio al cliente y la fidelización. Teniendo en cuenta que la captación de nuevos clientes es 6 veces más caro que la fidelización, saber interpretar las redes sociales proporciona una plataforma perfecta para que las empresas no sólo resuelvan los problemas de sus clientes sino que los fidelicen.

No cabe duda del poder que tienen hoy en día las empresas “sociales”, entendidas como aquellas que hacen uso de la información que les proporcionan las redes sociales, utilizando toda su potencia y capacidad de generar engagement y conversación.

Lo que hace que una empresa verdaderamente “social” es la forma en que utilizan las plataformas, las herramientas y el contenido generado por los usuarios para mejorar la búsqueda, escuchar, interactuar y enamorar a sus clientes.

Para que una empresa sea “social”, se necesita empleados sociales y, posiblemente más que cualquier otra cosa, que estén absolutamente concienciados en la necesidad de tener un producto o servicio centrado en el cliente. Porque la base de las empresas “sociales” son empleados “sociales” que cada día traten de proporcionar mejores experiencias a sus clientes.

#fun4DJ #fun4Break #BeSocialMyFriend www.fun4Shoppers.com

hashtags-facebook

Además de ser bueno, debes parecerlo… O serás invisible a tus clientes

Cuando vamos a un restaurante, a una tienda de moda o cuando en nuestro establecimiento tenemos una relación continuada con un proveedor, es fácil determinar si estamos recibiendo un buen servicio. La interacción con los camareros del restaurante, la comunicación con el empleado o dueño de la tienda o la relación que tengamos con nuestro proveedor, hace que gracias a una comunicación más o menos directa, conozcamos la realidad y la calidad de la relación comercial. Sabremos, y les haremos saber a nuestros interlocutores, si el servicio ha sido correcto, si hemos estado satisfechos en nuestra visita o si tenemos alguna queja. Por el contrario, el restaurante, la tienda o el proveedor, tendrá la oportunidad de trasladarnos sus comentarios, sugerencias o mejoras de cara a que nuestra satisfacción sea total.

Sin embargo, hay ocasiones (e incluso sectores) en los que el servicio de atención al cliente puede ser menos visible, e incluso invisible.

Pensemos en una situación de lo más cotidiana: nuestro ordenador portátil, con el que llevamos dos años trabajando, de repente un día se estropea. Casualmente recuerdas que tenías una extensión de garantía y, tras buscarla, compruebas que aún está vigente. Llamas, al día siguiente te recogen el ordenador y, al cabo de tres días lo tienes de vuelta en casa perfectamente puesto a punto y reparado. Has tenido una experiencia fantástica, te han tratado divinamente y te han resuelto el problema con inmediatez. Piensas, en ese momento, que cuando contrataste esa extensión de garantía tomaste la decisión adecuada. EL servicio es excelente y, en cualquier otra ocasión que se te presente, la volverás a contratar y, además, recomendarás a cualquiera que lo haga.

Pero… y si no se hubiera estropeado?? En ese caso nunca hubiera tenido la oportunidad de experimentar su excelente servicio de atención al cliente, ni su rapidez de respuesta ni la efectividad con que resolvieron mi problema. Hubieran sido completamente invisibles. Es más, me replantearía, seguramente, en una situación equivalente a futuro, el volver a contratarla pues no habría podido comprobar que, realmente, servía para algo….

Por eso, además de ser buenos, debemos parecerlo. Especialmente si nos encontramos en un sector en el que sea fácil que no se perciba la calidad de nuestro servicio de atención al cliente, deberemos diseñar un plan de comunicación con nuestros clientes para que tengan constancia de su existencia y de la excelencia del mismo. No debemos esperar a que se produzca una incidencia para demostrar lo buenos que somos, sino proactivamente comunicarnos con nuestros clientes para hacerles ver que estamos ahí, que nuestra relación no ha terminado con la transacción comercial. Encuestarles sobre su experiencia con nosotros, si todo va como debería, si tienen algún problema, si necesitan alguna sugerencia o ayuda…

Es, además, en esas comunicaciones, donde conseguiremos que nuestros clientes perciban la excelencia de nuestro servicio, donde les haremos ver que no son simples números, que nos interesamos por ellos y que nos preocupa su satisfacción.

Es, sin duda, una de las grandes oportunidades para, no solo fidelizarles, sino enamorarles.  Porque la comunicación con el cliente no debería terminar con la transacción comercial. De hacerlo así, correremos el riesgo de convertirnos en invisibles, de que nuestro perfecto servicio de atención al cliente pase completamente desapercibido y, no sólo no nos reporte oportunidades de negocio, sino que ocasione que desaparezcamos de la mente de nuestro cliente. Y eso, sin duda, es lo peor que nos podría pasar.

Buenos días #fun4Shoppers. Arrancamos la semana cargados de energía y buenos propósitos. El primero: conseguir que nuestros clientes perciban siempre lo buenos que somos. Ha sido nuestro #fun4Break de hoy.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

Cliente

Marketing 2.0: una necesidad real

Atrás han quedado los días en los que los anuncios se ceñían a la prensa local. Hoy en día, si no estás online y utilizas ese canal, estás perdiendo oportunidades y, por consiguiente, dinero. El mundo digital dirige nuestras vidas y lo hará cada vez más de aquí a futuro. No queda más remedio, por tanto, que las estrategias de marketing se adapten a esa “nueva” realidad y el marketing digital o 2.0 entre con fuerza en los departamentos de cualquier empresa o establecimiento.

Sin embargo, debemos trazarnos un buen plan de marketing digital, con una estrategia adecuada, que nos permita llegar al mayor número de clientes potenciales que están en la red. Un buen plan de marketing 2.0 debería basarse en tres pilares fundamentales:

Social Media

EL Social Media Marketing se ha convertido en el origen de toda la tecnología digital y de nuestro modo de vida actual. La mayoría de los clientes de cualquier empresa pasan la mayor parte de su tiempo en las redes sociales. Actualizan sus estados, consultan, interactúan, se informan, infinidad de veces a lo largo del día, mientras trabajan, en el autobús, en el ascensor… Las redes sociales proporcionan actualizaciones instantáneas y los potenciales clientes las reciben con la misma inmediatez. Es por tanto el canal más directo para comunicarnos con nuestros clientes y hacerles llegar la información que queremos transmitirles.

Nos ayudan, además, a mejorar nuestro posicionamiento en buscadores (SEO). A través del aumento de interacciones con nuestros seguidores obtendremos, en retorno, una mayor reputación online y más alto será nuestro ranking de búsqueda.

Como siempre, no es la cantidad sino la calidad. No debemos lanzarnos a lo loco a todas las redes existentes porque sería materialmente imposible atenderlas y una pérdida de tiempo y dinero. Analiza qué redes son buenas para tu negocio, en cuáles están tus clientes potenciales y ve a por ellas. A por las que trabajen para ti

El contenido es la clave

Las acciones tradicionales de marketing son cada vez menos eficaces para llegar a los consumidores, que están abandonando esos medios para buscar maneras más rápidas de acceso a la información.

Al igual que muchas otras tendencias digitales, el marketing de contenidos juega un papel fundamental en el SEO. Después de los últimos cambios en el algoritmo de Google, nuestra web, nuestro blog, deben contener contenido de calidad y orientado a lo que nuestros clientes esperan de nosotros. Los consumidores ya no utilizan palabras clave en sus búsquedas online. Ahora utilizan frases complejas mucho más específicas. Así, nuestro contenido deberá adaptarse a las necesidades actuales de nuestros clientes y de Google y dar respuesta a las nuevas exigencias de los consumidores.

EN todo caso, no debemos despistar tampoco las palabras clave y los datos que estos generan, revisar las métricas del nuestra web para ver por dónde nos llega el tráfico y así, tener más herramientas para adaptar nuestro contenido a los visitantes de nuestro site. consumidores.

#BeMobileMyFriend

Hoy el mundo es móvil. Y lo será aún más a futuro. El uso d dispositivos móviles sigue creciendo a un ritmo vertiginoso y no piensa parar. De hecho la llegada de los wearables potenciará aún más esa tendencia y hará que tengamos que adaptar nuestros contenidos a nuevos dispositivos.

Evidentemente que nuestra web tenga un diseño responsive para adaptarse a cualquier dispositivo es absolutamente imprescindible a la hora de no perder potenciales clientes. Pero…¿Has pensado en diseñar una aplicación de móvil? Es el paso natural que todos deberíamos dar por ser el medio más efectivo hoy en día para que los consumidores interactúen, se relacionen con nosotros y, finalmente, nos compren.

Y en nada, deberemos plantearnos adaptar esas aplicaciones y, por descontado, el contenido que generamos también a los smartwatches y a cualquier otro dispositivo que esté por venir.

Evidentemente estamos en un mundo digital en el que, obviamente, nuestro marketing también deberá serlo. De otro modo, estaremos perdiendo dinero.

Buenos días #fun4Shoppers. Hoy algo antes de lo habitual os traemos nuestro #fun4Break de cierre de semana. El lunes volvemos con más contenido. Feliz finde!!

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

????????????????????????????????????????????????????

La importancia del branding dentro de la empresa

Es importante para los clientes y clientes potenciales que se familiaricen con nuestra marca si queremos mantener y mejorar nuestra cuota de mercado. Ofrecer experiencias inolvidables a nuestros clientes, tocar sus sentimientos y lograr su fidelización es lo que construirá una imagen de marca fuerte y sólida.

Tener una presencia reconocida en el mercado objetivo, estar frente a tus clientes, desarrollar una adecuada estrategia de marketing requiere tiempo y esfuerzo. Y una inversión que, en función del tamaño de la empresa y de los objetivos marcados, puede llegar a ser importante.

Sin embargo, todo ese trabajo, todo ese tiempo invertido, todo ese presupuesto puede irse al garete ante una mala reacción en redes sociales que haga se viralice y haga tambalearse toda nuestra estructura.

Y no es algo esporádico o que sólo se lea en post y artículos como este!. Es increíble ver el número de empresas que reciben comentarios negativos acerca de su producto o servicio en Twitter, por poner un ejemplo concreto.

Haz una búsqueda con “mal servicio al cliente” o #fail, que es el hashtag que mayoritariamente se utiliza para las críticas y revisa los resultados. Te sorprenderán los resultados, la cantidad de mensajes negativos que se producen. Algunos, incluso, sin que las propias marcas lo sepan ( o lo hagan cuando ya es demasiado tarde).

YouTube es otro de los medios que se  utilizan para hablar acerca de insatisfacción con las empresas. Si una de estas quejas se hace viral, la reputación de la empresa podría estar en serio peligro.

¿Cuánto daño a su reputación puede soportar una empresa? ¿Cuál será el costo para apagar este “fuego” en particular? ¿Cuál podría ser el impacto en futuros ingresos? ¿Cómo podrían los competidores aprovecharse de esta situación particular? Estas son cuestiones a tener en cuenta en lo que respecta a la importancia de proteger nuestra reputación mediante la interacción con nuestros clientes y el engagement que logremos generar con ellos.

Siempre, siempre, siempre es necesario recalcar la importancia de cuidar nuestra imagen de marca. Con cada interacción con el cliente, la reputación de nuestra marca está en juego.

De cara a un cliente personal, el momento de la venta, el servicio, la atención post-venta, la comunicación  son cruciales para mantener la imagen de nuestra empresa intacta. Un tweet negativo o vídeo que contenga una mala experiencia de cliente puede quedar rápidamente fuera de control.

Asegurémonos de educar a todo el mundo dentro de la empresa sobre la importancia de que la experiencia de nuestros clientes sea siempre excelente. Nuestro cliente es vital para nosotros. Por su aportación a la cuenta de resultados y por la importancia que tiene a la hora de forjar nuestra imagen de marca. Cualquier persona, dentro de la estructura de la empresa/establecimiento debe tener claro la manera de comportarse en redes. Tanto desde la cuenta corporativa (por descontado) como desde su cuenta personal, si está hablando de algo relativo a la empresa. En cualquiera de los casos es un representante válido de la misma y tiene el inmenso poder de cambiar, para bien o para mal, la imagen que tanto esfuerzo nos ha costado construir.

Buenos días #fun4Shoppers. Un pequeño recordatorio, en forma de #fun4Break, sobre la importancia de cuidar cada día nuestro branding personal.

#fun4DJ #fun4Break #fun4Management www.fun4shoppers.com

Developing a Brand