Archivo de la etiqueta: Ser Humano

La adicción que nunca renocerás

El post de hoy va a ser un tanto distinto. Aviso desde el principio. No habrá management ni redes sociales ni marketing ni nada por el estilo. No. Hoy hablaré de personas. De 1.0. Del cara a cara que tanto se ha perdido últimamente.

Imbuidos en un mundo cada vez más digital casi ya no concebimos hacer nada sin una pantalla de por medio. La digitalización de la comunicación y la globalización de la misma han llevado a que todo lo hagamos a través de nuestros dispositivos.

Es más, incluso en reuniones, comidas e incluso cenas de pareja puede observarse como la mayor parte del tiempo se dedica a trastear con el móvil, comprobando el TL, subiendo o comentado cosas en los muros o actualizando estados. Han pasado a ser más importante quienes tenemos al otro lado de la pantalla que quien tenemos enfrente de nuestros ojos. La gente disfruta más comentando en redes lo que está comiendo que la comida en sí; le llena más seguir interactuando con “desconocidos” que conversar mirándose a la cara; prefiere tuitear lo que está viviendo antes que disfrutarlo.

El mundo 2.0 es importante, no cabe duda. Se forjan en él lazos sólidos, se crean sinergias, se establecen contactos profesionales, se consiguen clientes, se encuentran proveedores… Sin duda que sí.

No debemos, sin embargo, descuidar el 1.0. El contacto entre personas, el poder conversar tranquilamente sin interrupciones ni notificaciones, mirándose a la cara, pudiendo enriquecer cada mensaje con el lenguaje no verbal y nuestra entonación hace del contacto en el mundo real algo insustituible.

Se pueden conjugar ambos mundos. En la dimensiON y la mesura, como siempre, está la clave. De no hacerlo correremos el riesgo de quedarnos solos y aislados del mundo real. Con muchos cibercontactos, followers y “amigos”, pero sin posibilidad de sentir el calor de nadie a nuestro lado, de ningún amigo con quien tomar una cerveza o una pareja con la que compartir una cena deliciosa.

Buenos días #fun4Shoppers. Este ha sido nuestro #fun4Break de final de la semana. La primera de vuelta de vacaciones. Cogiendo rodaje y temperatura. Esperamos que no la hayas leído desde un móvil y, si ha sido así, no hayas dejado de hacer nada por leernos. No te habrá merecido la pena. Seguro que la alternativa era mucho mejor a haber descubierto que, de un modo u otro, eres adicto al móvil y las redes. Aunque nunca lo reconozcas.

#fun4Dj #fun4Break www.fun4shoppers.com

adictos-smartphone

Every summer has a story

Los últimos días de Agosto siempre se repiten los mismos sentimientos y las mismas sensaciones. El verano toca a su fin y la impresión generalizada suele ser que ha pasado demasiado rápido (“pero si hace dos días que estaba llegando!”) y la tristeza se apodera de todos nosotros.

La depresión post-vacacional es, sin duda, la reina de las dolencias de estos días. La vuelta a casa, el retomar trabajos, rutinas, estrés, colegios y ritmos cansinos hace que echemos de menos con ansiedad estos días de relax y descanso.

Hay, además, quienes la sufren, quizás más que nosotros mismos, y a los que, preocupados y atareados como estamos con la organización de la casa de estos días, seguramente no dedicamos la atención que se merecen: nuestros hijos adolescentes.

Quién no recuerda esos años en los que, con el despertar de la adolescencia y el sentirse mayores, comenzamos a tener más libertad para movernos por el lugar de vacaciones con libertad, alejados de la constante vigilancia parental. Esos primeros escarceos, esas miradas de complicidad, esos primeros besos… Todo ese despertar a la vida que, de pronto con el final del verano, se truncaba y creías que el mundo de acababa para siempre.

Pues ahora, con el paso de los años, seguramente nuestros hijos estén sufriendo algo parecido. Sumidos en una infinita tristeza no tendrán ganas de nada, no querrán volver a casa, ni retomar sus rutinas ni nada que no sea maldecir que se haya terminado el que habrá sido el mejor verano de su vida.

Qué mejor momento para dedicarles nuestro tiempo y nuestra atención. Sacar momentos para poder estar a solas con ellos, conversar y, especialmente, escucharles. Que se sientan comprendidos, queridos y apoyados. Son momentos duros para ellos (también para nosotros, claro que, aunque no haya sido el mejor de nuestra vida, también se ha terminado nuestro verano) y se merecen todo nuestro apoyo.

Por eso les dedicamos especialmente a ellos este #fun4Break veraniego de hoy. De los últimos ya de este Agosto. Con el ánimo y la seguridad de que “remontarán” esa tristeza, de que con nuestra ayuda superarán ese bajón y volverán a sonreír como siempre han hecho y a soñar con que vuelva el siguiente verano. Y con el convencimiento de que ese apoyo en estos momentos duros para ellos servirán, también, para unirnos un poco más si cabe.

#fun4Dj #fun4Break #fun4Summer www.fun4shoppers.com

script-1_sunweblarge

Cuando el lujo se convierte en estupidez

La crisis se ha acabado…. Vale, seguramente no, pero viendo cosas como la que vamos a ver aquí hoy es para pensarlo….

Evidentemente no es más que la excepción que confirma la regla de que no es así. Gente con pasta la ha habido siempre y millonetis que lo despilfarran también. Es la esencia y la razón de ser de muchos de los clubs más selectos del mundo: la ostentación por la ostentación.

Entre todos esos mega-selectos locales y fiestas del despilfarro, en Agosto, Ibiza se lleva la palma, sin duda. De un tiempo a esta parte ha mutado de ser destino hippie-flwerpower a convertirse en lo más de lo más en cuanto a glamour y famoseo, pero también a “pijerío” y descontrol.

Como no nos gusta hablar por hablar, vamos con un ejemplo que nos servirá de divertimento y retrotraerá el #fun4Break a sus inicios, cuando se basaban en comentar fotos espectaculares. La de hoy, sin duda lo es.

Porque no me negaréis que pagar 44.461,00€ por una “cenita” no es espectacular, no?? Vale que era para ocho, pero aun así, sale el cubierto a 5.500€… lo dicho, una nimiedad…

Sorprende aún más, pasando a echar un vistazo a la factura (bueno, más bien ticket cutre salchichero, que si yo pago 44000 euros por una cena me traen la factura escrita a pluma sobre un pergamino!!) que en un local como ese, en el que los precios no son precisamente baratos (luego los vemos) no esté incluido el servicio de pan y lo cobren aparte!! Cutre, cutre…

Otro detalle que llama la atención es que comer, lo que se dice comer… más bien poco: una de ¿arroz?, 3 raciones de jamón (Joselito, of course), 2 de tartar de atún (con caviar), unas zamburiñas, 7 de bacalao ¿? y unas gambas. Escaso. Muy escaso, diría yo. Aunque claro, seguramente parte de los comensales sería alguna topmodel internacional de esas que se alimentan del aire y eso explicaría, en parte, la moderación con la comida.

Ahora, eso sí, regado estaba bien regado!!. Atentos!!. Cocacolas y aguas aparte (para las topmodels), han acompañado tan “pantagruélica” comida con:

  • Una copa doble d cocacola con Johnie Walker Black Label
  • 2 mojitos (que seguro los compartieron de postre entre las topmodels)
  • 2 Botellas de Teso La Monja, calificado como el vino más caro de España, a 3438 € la botella
  • 1 de Chateau Petrus 95. Baratito también, 5198€ por la botellita
  • 2 botellas de champagne Louis Roederer Cristal Rosso (Magnum!!, es decir, de 1,5 litros cada una). Este, normalito: casi 3000€ por botella.

Y para rematar (aparte de unos minis de Moet que pidieron las TopModels, que viendo cómo iba la noche, decidieron beber para olvidar), una de las únicas 8 botellas que hay (había) en España de la edición especial de Louis Roederer Orfevre. Nada, una chorradita de 3 litros de champagne francés al módico precio de 25000€… Que después de las 3 botellas de vino y los 3 primeros litros de champagne que llevaban en el cuerpo, tenían ya el paladar preparado para degustar una delicatessen de ese tipo…

Un último detalle sin importancia es el margen del local en cuestión, cosa que a los paganinis del ticket cutre salchichero les dará exactamente igual, pero que no deja de ser tontería: La botella de Teso La Monja tiene un pvp de 850€ (cobrada a 3500), el Petrus, 1500 en números redondos (cobrado a más de 5000) por no seguir con el resto de amenidades…

Ya veis. Ni crisis ni nada que se le parezca. Ayer decía que quería un chiringuito pero, visto lo visto, un local en el que puedas ganar 10000€ limpios solo con el margen de las bebidas… no sé, igual me lo pienso…

Buenos días #fun4Shoppers. Nuestro #fun4Break de hoy en torno a una foto espectacular, tanto como lo puede llegar la estupidez humana…

#fun4DJ #fun4Break #fun4Summer www.fun4shoppers.com

10407848_730446120352424_7709648780004900074_n

Estiramientos veraniegos

Primer día de Agosto y, por tanto, primer día de vacaciones para muchos (para muchos otros también será día de reincorporación al trabajo y estarán, por eso, bastante menos felices).

Tanto unos como otros estarán en estos momentos o habrán estado a lo largo de la mañana como el tigre que ilustra este post. Haciendo “estiramientos desperezadores” y valga el “palabro”.

Los unos por haber dormido, por fin, todo lo que han querido. Han alargado ese mágico momento del remoloneo matutino en que decides seis o siete veces “venga, va… Me levanto!” pero una fuerza sobrenatural tira de ti atrapándote entre las sábanas. Entre decisión y decisión trascendental esos estiramientos habrán sido, con seguridad, compañeros de despertar esta mañana.

Los otros por lo contrario. Acostumbrados a la falta de horarios de sus últimos días de vacaciones habrán maldecido en arameo esta mañana cuando han escuchado ese odioso e infumable ruido infame que te taladra cada mañana. Habrán saltado de la cama sobresaltados por la falta de costumbre y, por tanto, los estiramientos les estarán acompañando a lo largo de toda la jornada.

Sea como fuere, y hablando un poco en serio (o no, total, para qué?), no es una mala proposición tratar de iniciar el día con una buena tabla de estiramientos. Nos ayudará a poner a tono nuestros músculos después del descanso nocturno. Si no hemos hecho ejercicio en todo el año y pretendemos dedicar las vacaciones a comenzar a movernos es indispensable incluir unos pequeños estiramientos para mejorar la elasticidad de nuestro cuerpo y evitar lesiones.

Si, por el contrario, somos de los que nos hemos machacado todo el año, este mes de vacaciones una buena y profunda rutina de estiramientos debería ser nuestra única meta deportivamente hablando. Nos ayudará a que nuestros músculos, trabajados durante todo el año, no se acorten y mantengan la elasticidad ayudando en su recuperación.

Así que, comenzamos Agosto con ese prime propósito: estiramientos. No los mañaneros que esos, seguro los haremos todos, sino una buena tabla de unos 15 o 20 minutos. Será la mejor manera de comenzar cada día de esas vacaciones.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro primer #fun4Break de este verano. Más ligero y menos profundo de lo habitual. Si te decides a ponerlo en práctica… lo compartirás con nosotros??

#fun4DJ #fun4Break #fun4Summer www.fun4shoppers.es

stretching-lion

Vas a seguir pegado al móvil en vacaciones?

Las vacaciones están ahí, a la vuelta de la esquina!! Al menos, Agosto, mes vacacional por excelencia y en el que, tengamos vacaciones o no, medio país se paraliza, está asomando por el calendario amenazando con ralentizar nuestro día a día.

A pesar de ello, el 93% de los españoles no desconectaremos en vacaciones. Y no lo hacemos porque ese es el porcentaje de gente que no apaga el móvil en sus vacaciones. Creo personalmente que es un craso error. Deberíamos ser capaces de hacerlo.

Llevar el móvil encima (encendido, obviamente; llevarlo apagado por si ocurre una emergencia no creo que llegue al 0,5% de la población, a estas alturas de la película) supone, inevitablemente, recibir notificaciones de todo tipo: mails, avisos de nuestras redes sociales, mensajes de todo tipo de los grupos de whatsapp… e, inevitablemente también, los miraremos, los leeremos y contestaremos. Si no a todos seguro que a algunos.

Al margen de lo que supone de cara a la productividad, nuestra salud se puede ver mermada también por no proporcionarle a nuestro cuerpo y, especialmente, a nuestra mente, el merecido y necesario descanso. Seguir con el mismo ritmo de actualizaciones sociales, correos, grupos, etc hace que la cabeza siga en la misma rutina del resto del año y lo pagaremos a la vuelta. Que sí, que habremos vuelto más morenos y con cuerpo “de playa”, pero el descanso no habrá surtido el efecto necesario en nuestra mente. Al poco de volver notaremos que estamos como cuando nos fuimos.

Una desconexión total es cierto que es prácticamente imposible (aunque no totalmente. Se puede quedar con los amigos y hacer planes igualmente sin necesidad de mensajerías ni redes), pero desde luego reducir el uso del móvil al mínimo indispensable no es que sea recomendable sino que se presenta como imprescindible.

Organiza tus vacaciones y tu tiempo al margen del móvil. Aparca las rutinas diarias y cambia completamente de actividad. El descanso es más importante aún que el propio entrenamiento y la mejor manera de llegar a final de año con una reserva de energía suficiente que haga que nuestra salud no se resienta.

Nosotros predicaremos con el ejemplo. No habrá desconexión total, pero si relativa. Los post volverán a ser algo más light, más basados en fotos espectaculares y en cultivar este tipo de sensaciones. Ya habrá tiempo de volver con cosas serias y profundas. No se puede vivir todo el año (ni todos los días de la semana) tuiteando y posteando “sesudeces” y cosas profundísimas que requieran concentración. Para eso tenemos 11 meses al año. El verano está para descansar, para desconectar, relajarse y disfrutar de la vida. Pero de la vida en 1.0. De ese contacto físico, de esa charla cara a cara, de leer a la sombra, de esas cervecitas con los amigos al abrigo de la canción del verano. Sin  necesidad de contárselo al mundo. Sin necesidad de que Google se entere….

Buenos días #fuyn4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break, preludio de la esperada (semi)desconexión vacacional y animándoos a todos a hacerla. Que llegue ya!!!

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

japanese-snow-monkey-and-his-smart-phone

Dónde está el sentido común?

Aunque siempre se ha dicho que el sentido común es el menos común de los sentidos, parece que la realidad se empeña una y otra vez en confirmarlo.

Si uno de las máximas a seguir en cualquier ámbito de la vida es actuar con sentido común, si nos movemos en un medio como es internet, en el que cualquier cosa que se diga o haga tiene trascendencia y queda almacenado, prácticamente, hasta el fin de los días, debería ser dogma de fe.

No somos, sin embargo, muy dados a aplicar ese sentido común cuando se trata de lanzarnos al mundo 2.0. Amparados en un mal entendido anonimato (cualquier persona en las redes puede ser perfectamente identificada ante una presunción de delito, bien sea por sus direcciones de correo, IP desde la que actúa o multitud de otros datos) se vierten opiniones y comentarios que nunca se darían en el mundo real.

El problema es que parece que no somos conscientes de que somos nosotros, voluntariamente, quienes publicamos comentarios, opiniones o fotos.

Si atendemos a la tercera acepción de publicar del diccionario de la RAE, significa “revelar o decir lo que estaba secreto u oculto y se debía callar”. Más claro el agua.

Revelamos información personal que debería seguir siendo personal, confesamos opiniones abiertamente y al público general que son privadas y que, de compartirse, debería hacerse solo con personas de nuestro entorno y de palabra para poder aclarar según qué matices, lanzamos a la red fotografías o videos comprometidos (o compremetedores) simplemente por provocar, por estar a la moda o por el revuelo que pueden causar…

Nuestro comportamiento dista mucho de lo que el sentido común dicta. Y luego vienen las lamentaciones. O las reclamaciones por una presunta “falta de privacidad”. Cómo que falta de privacidad si somos nosotros quienes, voluntariamente, estamos publicando todo eso (recuerdo: revelando lo que se debía callar)??

Se nos llena la boca de reclamaciones de seguridad y privacidad y colgamos fotos de niños o menores en todas las redes. Publicamos en abierto comentarios privados. Lanzamos opiniones arriesgadas sin haber estudiado el tema sobre el que opinamos y con un desconocimiento supino sobre lo que hablamos…

Luego protestamos si un buscador muestra enlaces a publicaciones nuestras pasadas, que no nos gustan o de las que nos arrepentimos.

Y, en un alarde de falta de sentido común, en vez de eliminar esas publicaciones (o pedir que las elimine quien las ha publicado), pedimos al buscador que quite el enlace. La culpa del mensajero, como siempre. Y todo por no asumir la responsabilidad que nos corresponde por esas publicaciones. Por no haber pensado un poco antes de lanzarlas.

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break. Cargado de sentido común. Si en el mundo real debería ser nuestra máxima, cuánto más en el 2.0.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

sentido comun yo no fui

Sabiduría infantil aplicada al 2.0

El mundo 2.0 (o 3.0) está lleno de gurús que cada día nos adoctrinan sobre cómo debemos hacer las cosas. Incluso muchos de ellos nos dicen cómo “tenemos que” hacerlas.

La vida, y la red también pues forma parte de ella, es mucho más sencilla que todo eso. No son necesarias clases magistrales para vivirla del mismo modo que no necesitamos a ningún oráculo venido a más por tener un puñado de seguidores. La naturalidad debería ser nuestra guía. En el 1.0 y en el 2.0.

Ahora es cuando alguno de esos advenedizos subidos al carro de la “fama efímera de las redes” y con un ego manifiesto pondrá el grito en el cielo y nos adoctrinará con sus inventados términos pseudo-ingleses.

No es necesario. Un niño de 3 años sabe mucho más que todos ellos juntos. Más que cualquiera de nosotros. Sobre cómo vivir la vida, sobre cómo comportarse y sobre cómo expresarse e interactuar. Vemos solo unos ejemplos:

Juegan

El principal interés de cualquier niño es jugar. Jugar todo el tiempo posible. Utilizar cualquier cosa que esté a su alcance y convertirlo en un universo increíble y maravilloso en el que no hay reglas y, por tanto, tampoco problemas. El juego es su motivación, su interés y el camino hacia el aprendizaje. La herramienta que les hace probar cosas nuevas, soñar y ser creativos.

Los adultos nos estamos dando cuenta de ello y “hemos descubierto” las bondades y beneficios del juego también para el marketing. Lo llamamos gamification.

Si quieren algo lo piden

El hecho de que los niños no puedan valerse por si mismos hace que, ante cualquier necesidad, pidan lo que necesitan. Simple y llanamente. En primer lugar le pedirán ayuda a su hermano o a sus compañeros de guardería y, si no consiguen lo que quieren, lo intentarán con los adultos. Pero no dejarán de intentarlo hasta conseguirlo.

A eso que los peques hacen desde que consiguen gatear y es su modus vivendi, los adultos lo llamamos colaboración, y está en boca de cualquier Social Media.

Se arriesgan

La manera en que cualquier niño consigue algo y, a la vez, aprenden y se desarrollan, es mediante el proceso de prueba y error. Intentan algo, fallan. Vuelven a intentarlo, fallan otra vez… Puede repetirse en un bucle cuasi infinito, pero terminarán por conseguirlo. Sin miedo al fracaso.

Nosotros, los adultos, vemos riesgos y miedos donde no debería haberlos. Y para tratar de lograr ese mismo resultado que los niños consiguen con naturalidad tenemos que recurrir a “expertos” que nos recuerdan que podemos vencer el miedo al fracaso. Creo que los llaman coach

Si se equivocan, piden disculpas

Y lo hacen de manera natural. “Lo siento mamá, estaba jugando y de un balonazo rompi el jarrón”. Sin buscar excusas, sin echarle la culpa a otro, sin darle la vuelta a la situación. Asumen que lo han hecho mal, reconocen el error y piden disculpas. Y, además, aprenden de ese error para (intentar, son niños, claro) no volver a cometerlo.

No es eso una perfecta gestión de una crisis de reputación??. No es lo que los gurús de las redes sociales nos recomiendan constantemente??

Buenos días #fun4Shoppers. Se nos ha ido un poco la pinza (y la hora) hoy en el #fun4Break, pero es que somos fieles defensores de que la vida es mucho más sencilla que lo que pretendemos y, en muchos aspecto, ya nacemos aprendidos. El problema es que desaprendemos a medida que crecemos.

Feliz fin de semana!! El lunes estaremos otra vez on fire.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

niños enseñando adultos